Viernes, 2 de agosto de 2013

A su regreso a Roma, el Papa fue a rezar a la basílica de Santa María Mayor

Viernes, 2 de agosto de 2013
image_pdfimage_print

El Papa Francisco regresó a Roma procedente de Río de Janeiro, donde asistió a la Jornada Mundial de la Juventud, que durante una semana congregó a más de tres millones de jóvenes. En un mensaje publicado en la red social Twitter, sostuvo: "He regresado a casa, y les aseguro que mi alegría es más grande que mi cansancio".

El avión que trasladó al Papa aterrizó en el aeropuerto de Ciampino a las 11,25 hora local (6,25 de Argentina). Desde el aeropuerto, Francisco se trasladó en helicóptero hasta la Santa Sede. Allí se acercó a rezar a la basílica de Santa María Mayor con un curioso regalo entre las manos que dejó sorprendidos a todos. Llevó hasta el Altar Mayor del santuario mariano una camiseta verde y un balón de playa traído directamente de la JMJ Río 2013.