Jueves, 31 de agosto de 2017

Amenazan a un cura de Quilmes por su trabajo contra las drogas en las calles

Jueves, 31 de agosto de 2017
image_pdfimage_print

31/08/2017- El padre Jorge Cloro es delegado episcopal de la Pastoral de Adicciones y Drogadependencia de la Diócesis de Quilmes y en el barrio IAPI, Bernal Oeste en Quilmes realiza tareas para sacar a los niños y jóvenes de las drogas. Esta semana sufrió amenazas tanto a través de personas allegadas a él como las ruedas de su auto reventadas, debido a su labor. El Obispo de Quilmes convocó a una conferencia de prensa que se realizó a las 8 de la mañana en la parroquia Espíritu Santo.


El primer hecho fue el martes 29 de agosto cuando dos personas en moto interceptaron a un agente pastoral de la parroquia y le dejaron un mensaje para el padre Cloro: “Gordo, que no se metan con la calle. Decile al cura que solo haga misa”.

El segundo episodio fue ayer cuando el padre Cloro salió de su casa, llegando a la zona conocida como la Rotonda de Pasco (Av. Pasco y Camino General Belgrano) se le reventaron tres cubiertas de su auto. Al bajarse, el sacerdote verificó que todas las cubiertas tenían tajos que habrían sido realizados con objetos punzantes.

A pesar de estas amenazas, el padre Cloro escribió en su cuenta personal de Facebook que “tengo claro que nada ni nadie me va asustar con ningún tipo de amenazas . Nuestros niños y jóvenes no son “negociables” y si debo morir por ellos seré el hombre más feliz del mundo”.