Martes, 17 de octubre de 2017

“El Catecismo es un don que el Señor nos ha regalado y que no acabaremos de agradecerlo” Cardenal Karlic

Martes, 17 de octubre de 2017
image_pdfimage_print

Karlic2

17/10/2017 – Con motivo de celebrarse los 25 años de la publicación del Catecismo de la Iglesia Católica, dialogamos con el Cardenal Estanislao Karlic, quien junto al entonces Card. Ratzinger participaron del comité redactor. “El Catecismo se ha valido del gran espíritu del Concilio Vaticano II” explicó en uno de los espacio de Radio María Argentina dedicado a los Catequistas “Camino de Emaús”.

“Ha sido una de las manifestaciones después del Concilio Vaticano II más importante que ha tenido la Iglesia junto con la reforma litúrgica y la reforma canónica, es un don que el Señor nos ha regalado y que no acabaremos de agradecerlo. Sólo tiene un antecedente hace 4 siglos con el Catecismo de Trento” comentó Karlic quien se encuentra residiendo en Paraná.

¿Cómo surgió tan grande emprendimiento?

“Es muy hermoso pensar que con motivo de un Sínodo extraordinario celebrando los 25 años del Concilio, los obispos reunidos tuvieron la iniciativa de hacer un nuevo catecismo en la Iglesia, y a esa iniciativa respondió inmediatamente Juan Pablo II. Lo hizo como inquietud suya para apoyar todo lo que los obispos y mucha gente tenían como deseo. Esa obra empezó inmediatamente” explicó el Cardenal cordobés. El proceso de elaboración, duró casi 7 años de trabajo, comentó.

“El Papa quiso que fuera una obra de toda la Iglesia, donde participaron no solo los obispos reunidos en el Sínodo sino que después se hizo una comisión de obispos y cardenales, y el comité de redacción al cual pertenecíamos nosotros. Después de largo trabajo se llegó a una consulta a todos los obispos del mundo quienes podían consultar a quienes ellos creyeran útil, y con una gran participación se logró recibir la aceptación de la obra que se había hecho. De todas maneras se hicieron muchas observaciones, más de 24 mil que se tuvieron en cuenta una por una. Recuerdo cuando estábamos revisándolas con cuánto cuidado teníamos que hacerlo y con esa corrección el Papa llegó a hacer la aprobación que estamos celebrando ahora. Él siguió muy de cerca la obra y la redacción. El Papa lo consideró obra suya por eso lo constituyó como Magisterio suyo. El Catecismo ahora con la actuación del Papa Juan Pablo II es realmente un magisterio pontificio que hace que el Catecismo sea doctrina católica”

“El Catecismo ha sido un don de Dios”

El Cardenal Karlic, en diálogo con el P. Alejandro Puiggari, contó que participaron del proceso gente de todo el mundo. “¡Qué precioso! Eso hace ver cómo la pasión por la verdad, como decimos en la oración de la Patria, pertenece al misterio de la Iglesia y esa pasión la debe presidir el Papa para que todos la recibamos agradecidos con Dios, y todos debemos acoger y cuidar custodiándola permanentemente. Siendo un don de Dios es al mismo tiempo una respuesta responsable de los creyentes”.

“El Catecismo ha sido un don de Dios y una responsabilidad de todos los que hemos participado: proponer ese don de la revelación que hemos recibido para que nos entiendan, nos crean y ellos también reciban y vivan este don estupendo de la revelación que reclama nuestra esperanza y nuestra caridad”.

“Es hermoso afirmar que el misterio del hombre solo se esclarece en el misterio de Dios. Es tan maravilloso el misterio del hombre que necesitamos conocer a Dios para acabar de conocernos a nosotros mismos, entonces disponernos a que en cada una de nuestras opciones estemos acogiendo el llamado, respondiéndole y caminando hacia la eternidad”

“Con mis amigos cuando nos saludamos con afecto, les digo “si es auténtico este abrazo fraterno se ha cambiado tu eternidad y la mía, porque al crecer en la gracia estamos mereciendo más la eternidad gloriosa” y todo esto lo dice estupéndamente el Catecismo de una u otra forma, haciendo una exposición completa, breve, orgánica con la jerarquía de verdades poniendo primero lo más importante y luego las consecuencias: primero Dios y después todo lo demás que no hace sino iluminar con el misterio de Dios toda la obra que Él hizo y está haciendo con nosotros, los creyentes y los no creyentes porque a ellos los sigue llamando.

“No tener miedo de buscar la verdad”

“La gracia siempre es sobre abundante porque el misterio de Dios es infinito.  Por favor, la verdad nos hará libres no le tengamos miedo a la verdad porque la verdad es Dios y así descubrimos la verdad del misterio del hombre. Somos capaces de vivir la bondad si nos dejamos iluminar y conducir por Dios y Dios está obrando hoy. Si hoy estoy viviendo es porque hoy Dios está obrando y no al lado mío sino en mí. Quiera Dios que sea capaz de vivir la grandeza de mi misterio y de mi destino”. 

Podés escuchar la entrevista completa haciendo clic en la barra de audio debajo del título