Martes, 25 de octubre de 2016

El Episcopado Argentino y la Santa Sede ponen a disposición archivos de la última dictadura militar

Martes, 25 de octubre de 2016
image_pdfimage_print


25/10/2016 – A través de un comunicado conjunto, la Santa Sede y la Conferencia Episcopal Argentina anunciaron que finalizó el “proceso de organización y digitalización” de sus archivos sobre la dictadura y que próximamente se abrirán a la consulta de las “víctimas y familiares directos de los desaparecidos”. Asimismo, precisaron que ese proceso se realizó “en conformidad con las decisiones e indicaciones del Santo Padre”.

El P. P. Brascesco, subsecretario del CEA, al término de la conferencia de prensa de los obispos, contó a Radio María que “es un proceso que lleva dos años y estamos terminando una etapa, como dice el comunicado, se ha llegado al final de proceso de digitalización y catalogación de los archivos que disponía tanto la Conferencia Episcopal, como en la Nunciatura apostólica como en la Secretaría de Estado Vaticano. La Iglesia argentina lo ha expresado como un deseo y una vocación no desde ahora, sino particularmente desde el 2005 y especialmente con la publicación en el 2012 del documento de la Asamblea de los obispos que se llamo “La fe en Jesucristo nos mueve hacia la justicia y la verdad”. 

Allí explicó que los trabajos se realizaron desde el 2012 a esta parte en todos los archivos en donde se incluyen carpetas, cartas y documentación de distinta clase que hace al período del 76`al 83. 

“Falta concluir el protocolo sobre cómo va a ser la forma de consulta. Son 12 mil fojas digitalizadas, y no solamente escanear, sino ver las personas mencionas y elaborar una catalogación. Ahora ingresando un nombre se va a poder saber qué información existe, si ha habido cartas, respuestas o alguna gestión que se ha hecho y eso es muy importante” agregó.

En relación al valor de este trabajo y de la documentación, comentó que “los obispos lo consideran en primer lugar como un servicio a la verdad, también como un servicio a la justicia y también como una forma de poder aportar a la reparación de las víctimas y de los familiares que siguen buscando la verdad, que quieren saber que ha pasado con ellos y si eso puede ayudar, se pone a disposición”. 

En cuanto a la participación del Papa Francisco, el P. Pedro comentó que “el proceso comenzó siendo él Presidente de la conferencia episcopal, y luego en el 2012 el era miembro de la conferencia cuando se elaboró ese documento y esta decisión firme de la Iglesia de ver qué había en sus archivos. Luego, ya como Papa concretamente impulsando a que este mismo proceso de digitalización que se hizo en Argentina se pudiera hacer con la documentación específica puntualmente en la Secretaría de Estado. La secretaría de estado tiene la relación con las Nunciaturas, por eso la importancia, que no es el único pero contiene la información más valiosa” comentó el sub secretario de la CEA.

 

 

El sábado 15 de octubre de 2016, en el Vaticano, la Comisión Ejecutiva de la Conferencia Episcopal Argentina, compuesta por el Presidente, S.E. Mons. Jose María Arancedo, Arzobispo de Santa Fe de la Vera Cruz; el Vicepresidente Primero, S.Em.R el Card. Mario Aurelio Poli, Arzobispo de Buenos Aires y Primado de Argentina; el Vicepresidente Segundo, S.E. Mons. Mario Antonio Cargnello, Arzobispo de Salta; y el Secretario General, S.E. Mons. Carlos Humberto Malfa, Obispo de Chascomus, se ha reunido con S.Em.R. el Cardenal Pietro Parolin, Secretario de Estado de Su Santidad; S.E.R. Mons. Richard Paul Gallagher, Secretario para las Relaciones con los Estados, y algunos Oficiales de la Secretaría de Estado, para una valoración de los trabajos de catalogación y digitalización del material de archivo del periodo de la Dictadura Militar (1976-1983), conservado en los Archivos de la Conferencia Episcopal Argentina, de la Secretaría de Estado y de la Nunciatura Apostólica en Buenos Aires.

Se ha constatado que este proceso de organización y digitalización, llevado a cabo en conformidad con las decisiones e indicaciones del Santo Padre y que supone la continuación de un trabajo ya iniciado años atrás por la Conferencia Episcopal Argentina, ha terminado.

De acuerdo a un protocolo que se establecerá próximamente, podrán acceder a la consulta de los documentos referidos las víctimas y familiares directos de los desaparecidos y detenidos y, en el caso de religiosos o eclesiásticos, también sus Superiores mayores.

Se desea subrayar que este trabajo se ha desarrollado teniendo como premisa el servicio a la verdad, a la justicia y a la paz, continuando con el diálogo abierto a la cultura del encuentro en el pueblo argentino.

El Santo Padre y el Episcopado argentino encomiendan la Patria a la protección misericordiosa de Nuestra Señora de Luján, confiados en la intercesión del querido San José Gabriel del Rosario Brochero.

Fuente: Conferencia Episcopal Argentina