Miércoles, 6 de mayo de 2015

Famatina: Minera denuncia al intendente y al párroco

Miércoles, 6 de mayo de 2015
image_pdfimage_print

P. Omar quinteros

06/05/2015 – La empresa minera “Midais” denunció penalmente a 35 vecinos de la ciudad riojana de Famatina, incluido a su intendente, Ismael Bordagaray y al sacerdote Omar Quintero por un supuesto atentado y amenazas en una base perteneciente a la compañía.

Daniel Luna, abogado de la empresa minera salteña que opera en La Rioja, explicó que la presentación judicial se enmarca en presuntas amenazas con armas de fuego a trabajadores y por un incendio con nafta en el campamento de Angulos, situado en el departamento Famatina.

Desde la semana pasada la “Asamblea Ciudadana de Famatina” comenzó a movilizarse y logró, en un primer momento, que la empresa empezara a bajar maquinarias del campamento para retirarse, pero la firma logró el apoyo de la Policía riojana y cambió la estrategia

En tanto, el pueblo de Famatina está nuevamente en pie para luchar ya que, el funcionamiento de esta minera puede acarrear el regreso de aquellas empresas a las que se logró echar del lugar gracias al esfuerzo de los vecinos del lugar.

El Padre Omar Quinteros, párroco de Famatina habló a través micrófonos de Radio María y contó que “es el 4º intento de desembarque de empresas mineras en Famatina. Es una historia que ya lleva más de 8 años y hemos resistido el embarque de otras multinacionales. Una vez más el Gobernador de la Provincia ha entregado el territorio del cerro Famatina a la explotación minera sin licencia social”.

El sacerdote riojano explicó que hay un protocolo legal que establece que debe contar con tres voluntades, no sólo el Estado y las empresas, sino las poblaciones que se verán afectadas con la explotación. En eso Famatina lo tiene muy claro y no da ni va a dar la licencia social. A raíz de eso surge este nuevo conflicto”.

Denuncias y amenazas

El P. Quinteros, quien ha recibido amenazas de muerte y fuertes presiones, contó que un pequeño campamento que se suponía era un par de obreros que trabajaban artesanalmente, se había convertido prácticamente en una base de operaciones para luego usarse de trampolín y explotar 7 puntos que habían sido ya otorgados por la provincia a ésta empresa. “Luego de la reacción popular pidiéndole a la empresa que se retire por no tener la licencia social, por no contar tampoco con ninguna clase de aval a las licencias locales y provinciales, la gente se manifestó.  Ellos llegaron y se instalaron, como quien dice, entre gallos y medianoche sin ni siquiera avisar al municipio” indicó el sacerdote quien fue recientemente denunciado.

En ese contexto, explicó, es que “la gente reaccionó enérgicamente pidiendo que se cumplan las ordenanzas municipales y la empresa realizó una denuncia masiva a los pobladores imputándonos de portación de armas, amenaza de muerte y secuestro de personas. Son gravísimas las acusaciones”.

Hacia el final se dirió a los oyentes de Radio María: “Pedimos que nos sigan acompañando con la oración porque necesitamos estar muy fortalecidos para seguir resistiendo esta lucha que lleva tantos años y que se hace, por momentos dolorosa. Aunque por otro lado, casi es un privilegio como Iglesia, y para mí como pastor, acompañar a éstos pueblos que siempre están amenazados y en la mirilla de aquellos poderosos que quieren explotar estos territorios y saquear dejar un saldo de contaminación y pobreza como vemos en otros lugares como en Catamarca y San Juan”.