Jueves, 20 de abril de 2017

La historia del presunto milagro de un niño marplatense que puede beatificar al Cardenal Eduardo Pironio

Jueves, 20 de abril de 2017
image_pdfimage_print


1

19/04/2017 – En el espacio del “Rosario de los Niños” dialogamos con la profesora de música de la Escuela San Antonio de Mar del Plata, Laura Carozza, quien además es la mamá de Juan Manuel Franco, el niño al que se le atribuye un presunto milagro por intercesión del Siervo de Dios Eduardo Pironio.

Hace 10 años atrás, este chico marplatense estuvo al borde de la muerte cuando era bebé por haber ingerido e inhalado purpurina. En diálogo con Nestor Rocchiccioli, Laura relató lo sucedido y explicó por qué junto a su familia atribuyen la curación de Juan Manuel, hoy de 12 años, a la intercesión de Pironio. Juan Manuel Franco tenía quince meses de vida en diciembre de 2006 cuando ingirió e inhaló purpurina y los médicos no le daban esperanza de sobrevivir.

“No es una intoxicación muy común, pero según los registros, no hay datos de que se haya sobrevivido ante estos casos por la toxicidad de la sustancia” comentó su mamá.

Laura Carozza y su marido, Mariano Franco, son docentes en escuelas católicas de Mar del Plata. Al día siguiente de ocurrido el accidente con Juan Manuel se hacía en Mar del Plata la marcha de la esperanza, que el Cardenal Pironio había promovido cuando era obispo de esa ciudad, entre 1972 y 1975. La marcha, encabezada por una imagen de Nuestra Señora de Luján, hizo una parada frente al hospital materno infantil donde estaba internado el pequeño.

Laura, la mamá del niño, recordó que “hubo mucha gente rezando por Juan Manuel en la marcha y también nuestra comunidad de San Antonio. El Padre Silvano, me entregó una estampa del Cardenal Pironio y nos pidió que le rezáramos y que le diéramos la posibilidad de hacer un milagro para que pudiera ser beatificado. Los días siguiente leímos su oración y ahí estaba su historia que fue lo que nos impactó y lo que hizo que rezáramos con mucha fe y le pedimos la intercesión de Juan Manuel”

“Siempre el pronóstico era muy grave, había que hacerle un análisis de sangre y cuando se llevan las muestras se encuentran con que en la sangre no tenía nada Juan Manuel, que no necesitaba ninguna medicación. Después empezó a responder y sin ninguna secuela de todo lo que nos habían dicho”, comentó la mamá y contó que “fue saliendo y a los poquitos días ya estábamos en casa como si nada hubiera pasado”.

2

El cuerpo del Cardenal Pironio está enterrado en el Santuario de Luján, donde fue ordenado sacerdote el 5 de diciembre de 1943 y donde también fue consagrado obispo el 31 de mayo de 1964. El 23 junio de 2006 se abrió en Roma su proceso de beatificación.