jueves, 10 de mayo de 2018

Las consecuencias del aborto en la mujer, el síndrome post traumático por aborto

jueves, 10 de mayo de 2018
image_pdfimage_print

10/05/2018 – Los síntomas están en relación directa con las razones por las cuales se abortó, con el tiempo del embarazo y con la relación entre los padres de la criatura.

El llamado “síndrome post aborto” designa el cuadro patológico que comprende un conjunto de síntomas fisiológicos, psicológicos y espirituales desencadenados tras la realización de un aborto.

Este síndrome afecta fundamentalmente a las mujeres que han abortado, pero también se verifica (en distintos grados) en todos los demás que han intervenido en el hecho: el padre de la criatura, los médicos y la persona que aborta.

En este marco , y después de años de subestimar y de negar los efectos psicopatológicos del aborto, la sociedad científica, ante la evidencia de una variedad de trastornos, comienza ahora a admitir la existencia de secuelas tras la realización de un aborto voluntario.

Sin embargo, en el debate público que se está dando en la Argentina, se advierte claramente los esfuerzos por negar esta dolorosa realidad sobre la cual dialogamos con Mercedes Figueroa, profesora y vicepresidente de la Asociación brasileña “Hijos de la luz” que asisten a mujeres que han abortado o que llevan embarazos conflictivos con intensiones de abortar. Al respecto, Mercedes subrayó: “creo que hay gente que sabe de la existencia de este síndrome y lo quiere negar porque no les conviene y gente que realmente no tiene ni idea de lo que puede pasar una mujer después de hacerse un aborto.”.

Mercedes detalló que “el primer padecer de la mujer que aborta es el físico y después, el despertar de conciencia y ahí es cuando tienen unos traumas muy grandes porque entender la humanidad de su hijo y que ese hijo no va ha volver, cualquier psicólogo te puede decir, es super traumático”.

Para conocer una vivencia, una experiencia y las consecuencias o los efectos que ha tenido, hay que hablar con las personas que la han atravesado. En estos testimonios no hay ideología, ni prejuicio, ni posicionamiento político: hay experiencia. Y eso es lo que buscamos desde Radio María Argentina. Con tal fin dialogamos con Roxana quien al compartir su experiencia relató: “poder hablar fue el primer paso de mi sanidad. Yo no le pude dar vida a mi hijo, pero él a mí me dio una vida distinta donde pude sanar mis heridas y llenarme de amor”.