Viernes, 4 de septiembre de 2015

Perez Esquivel: “No somos países pobres sino empobrecidos”

Viernes, 4 de septiembre de 2015
image_pdfimage_print

Perez Esquivel

04/09/2015 – Esta semana se realizó en todo el mundo la Primera Jornada de Oración por la Creación propuesta por el Papa Francisco. En este marco han sido numerosas las actividades que se han realizado en todo el planeta.

El 1 de Septiembre el Santo Padre presidió en la basílica de San Pedro la Liturgia de la Palabra con motivo de esta Jornada Mundial de Oración en la que elevó una plegaria para que la humanidad reconozca “la belleza del universo” y se sienta “íntimamente unida” a todo lo que existe.

El P. Raniero Cantalamessa, el predicador de la Casa Pontificia, al tomar la palabra durante la ceremonia dijo que “nadie puede servir seriamente la causa del cuidado de la creación, si no tiene la valentía de denunciar la acumulación de riquezas exageradas en las manos de pocos”.

Muchos líderes mundiales hicieron referencia a la importancia de este gesto y, uno de ellos fue el Premio Nobel Adolfo Pérez Esquivel quien, en diálogo con Radio María dijo que “es un momento donde no sólo los cristianos sino todas las religiones y personas no creyentes tienen que pensar también qué hacemos frente a esta vorágine de destruir la casa común. Logicamente vamos a seguir trabajando para generar consciencia crítica, valores y pedir también, lo que dice el Papa en la encíclica (Laudato si) a las empresas transnacionales que no confundan desarrollo con explotación, sino lograr un equilibrio que permita el uso racional de los recursos y bienes naturales pero sin dañar la madre tierra. Es tratar de generar consciencia y ver de qué manera podemos contribuir a preservar los bienes que son de todos”.

Pérez Esquivel dijo que tal y como denuncia el Papa Francisco ” no somos países pobres sino países empobrecidos. Si uno ve África y Asia tiene grandes recursos pero son explotados por empresas grandes, fundamentalmente europeas y de los Estados Unidos para extraer los bienes y recursos. No sólo petróleos y minerales, sino las minas de diamantes, como es el caso de Sudáfrica. Allí el pueblo está empobrecido porque se llevan todas las riquezas. Lo mismo pasa con nuestros países, se llevan los recursos pero no le llega nada al pueblo. Los pueblos seguimos siendo dependientes, colonizados, de esas grandes empresas, por eso el Papa que lo sabe perfectamente los pone en evidencia. Hay que cambiar estas políticas”.

Además, el premio nobel argentino denunció la participación activa de los gobiernos: “Estas empresas no se meten en un país si no es con el consentimiento de los gobiernos. En el caso nuestro (Argentina)  pasa con Chevrón, el caso de Vaca Muerta, la megaminería en la zona coordillerana, sin embargo el Gobierno Argentino no hace absolutamente nada con eso, al contrario, como es el caso de Monsanto con las villas transgénicas”.

Ademñas agregó que “es cierto que tenemos que dejar de llamarnos países pobres por países empobrecidos y es necesario que cambien las políticas de gobierno para realmente establecer el equilibrio de la necesidad del ser humano con el respeto que merecemos a la madre tierra”.