viernes, 20 de abril de 2018

Pudo ser un aborto, pero fue María Josefina, y en su corta vida mejoró las de los demás

viernes, 20 de abril de 2018
image_pdfimage_print

WhatsApp Image 2018-04-20 at 11.33.15

20/04/2018 – Luciana Ragazzini y Gastón Luchetta, esposos y médicos, afrontaron el desafío de llevar a término el embarazo de su tercera hija, una vida que ponía “en riesgo” todo su futuro. María Josefina Luchetta nació y vivió tres días, y sus papás aseguran que bastó ese tiempo para unirlos como esposos y para hacerlos mejores personas y mejores padres.

 

 

A propósito del debate en la Cámara de Diputados de la Nación sobre los proyectos de ley que proponen despenalizar o legalizar el aborto, en Radio María escuchamos el testimonio de Luciana y de Gastón, un matrimonio cordobés que dijo sí a la vida, a la propia y también a la de su hija María Josefina.

En plena gestación, pocos días después de que se enteraron que era una nena y que con sus dos primeras hijas escogieran el nombre de la bebé en camino, los médicos detectaron una grave enfermedad genética casi incompatible con la vida y con riesgo para la vida de la mamá.

Junto con el doloroso diagnóstico, algún profesional les dio a entender la posibilidad de “interrumpir” la gestación, es decir, realizar un aborto.

Luciana relató que “fue un momento muy duro” pero “juntos, en familia”, entendieron que “la deseada María Josefina sana era la misma -y por lo tanto también deseada- María Josefina enferma”.

La joven mamá explicó: “Fue un decir ‘sí’ entregado; ese día fue un decir ‘juntos abrazamos esta cruz y la ponemos en tus manos, Señor, ayúdanos’. Y lo que vino de ahí en delante no fue enfermedad sino vida”.

Por su parte, Gastón, el papá, destacó que “esa cruz a la que nos aferramos, como toda cruz, redime. Y la verdad es que esto de María Josefina nos llenó de vida y nos dejó mucha paz a pesar de los momentos de dolor”.

También participó del programa el padre Gustavo Antico, secretario de la Comisión de Laicos y Familia de la Conferencia Episcopal Argentina, quien agradeció el testimonio de Luciana y Gastón, y expresó: “En el dolor y en el sufrimiento nace la vida y esa es la historia pascual. Cuando eso se hace vida y se comparte con paz, llega muy lejos y profundo”.

LUCÍA Y GASTÓN JUNTO A MARÍA JOSEFINA

LUCÍA Y GASTÓN JUNTO A MARÍA JOSEFINA