Sábado, 16 de marzo de 2013

“Quisiera una iglesia pobre y para los pobres”

Sábado, 16 de marzo de 2013
image_pdfimage_print

El Papa Francisco se reunió con los periodistas acreditados de todo el mundo en la Sala Stampa. Los profesionales de la comunicación lo recibieron de pie y con un fuerte aplauso, que se repetiría en varias ocasiones en los 40 minutos que duró el encuentro.

El Papa se mostró cálido y cercano, y hasta se permitió revelar algunos detalles del cónclave, siendo el primer Papa en hacerlo:

"Algunos no sabrán por qué he decidido llamarme Francisco. Os voy a contar una historia…", dijo Francisco ante la sorpresa de los más de seis mil periodistas.

El Pontífice ha explicado que durante el cónclave estaba sentado en la capilla Sixtina junto al cardenal brasileño Claudio Humes, ex arzobispo de São Paolo y ex prefecto de la Congregación para el Clero. "Un gran amigo", en palabras de Francisco. "Cuando la cosa comenzaba a ponerse peligrosa, me reconfortaba".

Luego comentó que cuando obtuvo los 77 votos necesarios para convertirse en Papa, los cardenales comenzaron a aplaudir. "Humes me abrazó, me besó y me dijo: 'No te olvides de los pobres'". Esas palabras: los pobres. Pensé en san Francisco de Asís. Luego pensé en las guerras, mientras el escrutinio proseguía. Pensé en Francisco, el hombre de la paz. Y así entró ese nombre en mi corazón: Francisco de Asís. El hombre de los pobres, de la paz, que ama y custodia al creador. Y en este momento con el creador no tenemos una relación tan buena!, indicó con una sonrisa cómplice. "¡Cómo me gustaría una Iglesia pobre y para los pobres!".

El Pontífice también bromeó con algunos de los nombres que algunos cardenales le sugirieron. "Alguien me dijo que debía de llamarme Adriano por Adriano IV, el gran reformador. Otros me sugirieron Clemente XV en venganza contra Clemente XIV, que suprimió la compañía de Jesús", aseguro con ironía el primer Papa jesuita de la historia.

Además el Papa felicitó a los periodistas por el trabajo durante éstos días: "¡Cómo trabajaron, eh?", declaró en tono amable. "Muchos de ustedes no pertenecen a la Iglesia católica, otros no son creyentes. De corazón les doy la bendición en silencio, respetándoles, pero sabiendo que cada uno de ustedes es hijo de Dios", ha asegurado en español ante una respuesta muy favorable de todo el auditorio.

Hacia el final, algunos periodistas pudieron acercarse a saludarlo. Entre ellos se encontraban algunos Argentinos, como la periodista Virginia Bonard ( prensa del Arzobispado de Buenos Aires y editora de la revista Ciudad Nueva) quien le regaló un mate a Francisco.

El P. Javier Soteras, director de Radio María Argentina, también pudo saludar al nuevo Papa. El P. Javier contó que mientras los periodistas pasaban, el P. Federico lombardi, vocero vaticano, los iba presentando. Al momento que el Papa Francisco lo divisó exclamó con sorpresa “Ey! A este yo lo conozco”. “Me salió abrazarlo fuerte” comentó el P. Javier emocionado, “y le entregué la foto de un niño enfermo que me la acercó un periodista italiano para que el Papa rezara por él”. Francisco se comprometió a rezar por el niño.