Martes, 7 de noviembre de 2017

Misionaron donando pelo para hacer pelucas a mujeres con tratamiento oncológicos

Martes, 7 de noviembre de 2017
image_pdfimage_print

20171029_175112

07/11/2017 – La Misión de octubre de Radio María nos llevó a adentrarnos en realidades de pueblos y ciudades bien diversas. Como indica el Papa Francisco en su exhortación apostólica “La alegría del evangelio”, “el Evangelio nos invita siempre a correr el riesgo del encuentro con el rostro del otro, con su presencia física que interpela, con su dolor y sus reclamos, con su alegría que contagia en un constante cuerpo a cuerpo. La verdadera fe en el Hijo de Dios hecho carne es inseparable del don de sí, de la pertenencia a la comunidad, del servicio, de la reconciliación con la carne de los otros. El Hijo de Dios, en su encarnación, nos invitó a la revolución de la ternura”.

Gaby y María Elena participaron de la misión de Radio María con diversas visitas y actividades. Entre ellas, participaron del evento “Pelucas de esperanza” y su gesto misionero no sólo se quedó en palabras: “Hoy fuimos al evento “pelucas de esperanza” donde donamos mechas para la realización de pelucas para mujeres y niñas con enfermedades oncológicas. Luego se confeccionan gratuitamente pelucas para ellas. Ruth Guevara, una de las organizadoras nos invitó. Le llevamos la imagen de María Auxiliadora para que no afloje en tan grandiosa tarea y que ella siga guiando sus pasos”. 

Cuando la amistad se hace misión

Gaby y María Elena son amigas y juntas se animaron a salir al encuentro de los hermanos en los lugares cotidianos donde comparten la vida. 

Visitaron una familia que había perdido una nieta hacía poco tiempo y con ellos compartieron unos mates, charlas y finalizaron con una oración. También, visitaron en su casa a Arturo: “él es empleado municipal y trabaja levantando la basura del pueblo además de trabajar en el campo. Un ejemplo de persona y Cristiano. Le dejamos la imagen y un Rosario para rezar”

Elena, por su parte, llevó una imagen de Nuestra Señora de Schoenstaat a un consultorio médico para que acompañe a los doctores y a los pacientes que se acercan con sus dolencias. A una amiga que se estaba recuperando de una operación, “decidí llevarle a María de Lourdes, para que la acompañe en este duro proceso”. 

Gaby aprovechó sus clases de gimnasia y salió al encuentro de una de sus compañeras que estaba con su familia y algunas amigas. 

“La experiencia más linda”, contó Elena, “fue que cada uno de ellos nos abrió su casa y su corazón, el compartir el tiempo y la oración fue una gran bendición pero el sentir el agradecimiento de ellos con un fuerte abrazo al retirarnos nos hizo sentir que la Virgen estuvo presente y que Jesús también nos acompañó, porque Él dijo, “donde 2 o más estén reunidos en mi nombre, allí estaré en medio de ustedes”. Además agregó: “nos comprometimos a continuar con la oración por cada una de sus necesidades y los invitamos a participar del grupo de oración que tenemos en la parroquia los días miércoles”. 

“¡Gracias Radio María por animarnos a hacerlo y dar este espacio para vivir está experiencia!” terminaron su relato las amigas misioneras.