Martes, 9 de mayo de 2017

“Radio María es como un Santuario en cada lugar” P. Javier desde Lourdes

Martes, 9 de mayo de 2017
image_pdfimage_print

WhatsApp Image 2017-05-09 at 14.34.28

09/05/2017 – El P. Javier Soteras, director de Radio María, llegó hoy a Lourdes donde entregará a la Virgen la obra de Radio María en Argentina. Puntualmente los pequeños cenáculos marianos de oración que comienzan a esparcirse por todo el país.

Apenas llegado al Santuario de Nuestra Señora de Lourdes, lugar donde se apareció la Virgen a la pequeña Bernardita, se comunicó con los oyentes de la Radio y dijo que ” estoy muy contento de estar aquí, con todos ustedes. La sorpresa de verme en un lugar tan anhelado desde hace tiempo, poder estar rezando frente a la imagen de María en la Inmaculada Concepción, con su sonrisa que despertó en el corazón de Bernardita esa devoción que nos llega hasta ahora”. 

El P. Javier contó sobre su viaje que “una primera etapa fue ecuménica con Alpha”, participando del Encuentro Mundial de Liderazgo organizado por la Iglesia Anglicana. Una segunda etapa fue en Roma “con la confirmación en la fe del Pastor, de nuestro querido Papa Francisco que ayer me recibió con tanto cariño, calidez y en ella estuvimos todos reunidos por más de 40 minutos conversando y hablando del proyecto maravilloso que Dios nos ha confiado como familia de Radio María”. “Y ahora esta 3º etapa  que nos pone primero en Lourdes y desde el 13 de Mayo en Fátima acompañando el peregrinar de Francisco en el 100º aniversario de las apariciones marianas en ese lugar”.

Mientras tanto, los oyentes de Radio María estamos en camino con María corriendo por Haití. ” Con el recorrido de todos en Lourdes y en Fátima vamos recorriendo caminos que nos llevan a Haití. Ayer lo compartimos con el Papa Francisco, Radio María es como si fuera un Santuario en cada lugar y en cada pueblo donde estamos presentes. Tomar la gracia de este Santuario para hacer la experiencia en cada Cenáculo y en cada familia y espacio donde la Radio está presente también la vivencia de esa paz, alegría y caricia al alma que regala un Santuario. Es un mimo del Señor a través de la Virgen” contó.

En cuanto a la experiencia, apenas llegado al Santuario, compartió que “aquí es todo tan simple y austero como es la Virgen, y a la vez tan profundo como ha sido Nazareth. Quedándose para siempre con nosotros en lo cotidiano y en lo de todos los días, como es el pan que nos regaló Jesús, pan eucarístico, para mostrarnos que es en la cotidianidad y en cada tramo del camino donde podemos encontrarnos con Él vivo y presente”.

Cada noche, miles de personas participan allí de la peregrinación de las antorchas, encendiendo luces y acompañando a María.