Lunes, 5 de junio de 2017

Francisco celebró la vigilia de Pentecostés con carismáticos y cristianos de otras iglesias

Lunes, 5 de junio de 2017
image_pdfimage_print

05/06/2017 – Durante la Vigilia Ecuménica de Pentecostés, el Papa Francisco aseguró que “la obra del Espíritu Santo transforma hombres cerrados a causa del miedo en valientes testigos de Jesús”, como hizo por ejemplo con el apóstol Pedro, quien lo había negado tres veces a Cristo.

El Papa Francisco se unió a miles de católicos carismáticos, pentecostales y evangélicos en una emotiva manifestación de unidad entre los cristianos. La vigilia fue en el Circo Máximo de Roma y participaron más de 30 mil personas, la gran mayoría miembros de la Renovación Carismática Católica Mundial que este 2017 celebra su 50° aniversario de fundación.

Ante los miles de fieles y miembros de otras confesiones cristianas, Francisco recordó el pasaje de los Hechos de los Apóstoles que narra la llegada del Espíritu Santo al cenáculo, donde estaban reunidos los discípulos de Jesús. “Hoy estamos aquí como en un cenáculo pero a cielo abierto porque no tenemos miedo. A cielo abierto, con el corazón abierto a la promesa del Padre. Todos reunidos, todos aquellos que profesamos que Jesús es el Señor”, afirmó.

Asimismo, alentó a la renovación Carismática Católica a ser “un lugar privilegiado para transitar el camino hacia la unidad”. “Esta corriente de gracia es para toda la Iglesia, no solo para algunos, y ninguno de nosotros es el patrón y todos los demás servidores. Todos somos siervos, todos somos servidores de esta corriente”, dijo.

El Papa además destacó el poder de la oración: “puede ser que este modo de orar no le guste a algunos, pero es cierto que se inserta plenamente en la tradición bíblica”, recalcó.

Indicó que el cristiano vive en su corazón el gozo del anuncio de la Buena Nueva, pero advirtió que una alabanza profunda sin servicio a los demás no basta. El Papa se unió con el canto y levantó sus brazos al final de la vigilia.

Antes de la vigilia, los miles de peregrinos venidos de 127 países, escucharon cuatro testimonios sobre vocación, familia, curación y evangelización.

Papa-Francisco-reza-Roma