jueves, 19 de abril de 2018

“No existe una evangelización desde una oficina”

jueves, 19 de abril de 2018
image_pdfimage_print

vlcsnap-2018-01-08-16h05m35s457

19/04/2018 – En su homilía en la misa celebrada en la capilla de la Casa Santa marta, el Papa Francisco reflexionó diciendo: “todos los cristianos tienen la “obligación” y la “misión” de evangelizar, pidiendo la gracia de ser “oyentes del Espíritu” para “ir en salida”, demostrando “la cercanía a la gente” y partiendo “no de las teorías sino de las situaciones concretas”.

Francisco explicó que, después del martirio de Esteban, “Este fue el comienzo de una gran persecución contra la Iglesia de Jerusalén. Todos, excepto los apóstoles, se dispersaron por las regiones de Judea y Samaría”. Y como dijo el Papa fue este “viento” de la persecución la que empujó a los discípulos a ir a otras tierras.

Y así como el viento lleva las semillas de las plantas a otras tierras y se cosechan allí, también con los apóstoles, fueron a otras tierras, con la semilla de la Palabra, y sembraron la Palabra de Dios. Es así dijo el Papa, como digamos, bromeando, nació la “propaganda fide”, a partir de una persecución, de un viento, llevaron la evangelización los discípulos.

Este pasaje que hoy leímos, el de los Hechos de los Apóstoles, continúa el Papa, es de una gran belleza, es un verdadero tratado de evangelización. Así evangeliza el Señor, así anuncia el Señor, y así quiere el Señor que evangelicemos.

Francisco subraya también como a través del Espíritu Felipe, y nosotros los cristianos, seamos empujado a la evangelización. Esto evidencia, y se estructura en tres palabras claves: “levántate”, “acércate” y “comienza desde esta situación”.

La evangelización no es un plan bien hecho de proselitismo: “vamos aquí y hacemos tantos prosélitos, y allá otros tantos.. “ No… es el espíritu que te dice como debes ir llevando la Palabra de Dios, para llevar el nombre de Jesús.  Y comienza diciendo: “alzate y ve”. Alzate y ve a ese lugar.  No existe una evangelización desde una oficina. “álzate y ve”. Siempre en salida. “Ve”. En movimiento. Ve al puesto donde tu debes proclamar la Palabra.

El Santo Padre recordó a tantos hombres y mujeres que dejaron su patria y familia para ir a tierras lejanas llevando la Palabra de Dios. Y tantas veces, “sin ser preparados físicamente, porque no tenían los anticuerpos para resistir enfermedades de aquellas tierras”, morían jóvenes o “martirizados”:  son, dice el Papa recordando palabras que le refirió un cardenal, son “mártires de la evangelización”.

El Papa explicó que no sirve ningún “vademecum de la evangelización”, sino que es necesaria, “la cercanía”, aproximarse, “para ver que sucede” y comenzar “a partir de esa situación”, y no de la “teoría”.  No se puede evangelizar con la teoría, la evangelización es como una lucha cuerpo a cuerpo, y de persona a persona.  Se comienza a partir de la situación, y no de la teoría.  La evangelización, anuncia a Jesucristo y la valentía del Espíritu lo lleva a bautizarlo.

Ve más allá, ve, ve, hasta que sientas que ha terminado tu obra. Esta es la evangelización. Estas tres palabras son la clave para todos nosotros cristianos, que debemos evangelizar con nuestra vida, con nuestro ejemplo, y también con nuestra palabra.  “Álzate, álzate”; “acércate”: cercanía; es “comenzar de esa situación”, esa concreta situación. Un método sencillo, pero es el método de Jesús.  Jesús evangeliza así. Siempre en camino, siempre en su camino, siempre cercano a la gente, y siempre comenzaba de situaciones concretas, partía de la concreción.

Por último, el Papa dijo que para evangelizar se puede solamente con estas tres actitudes, pero bajo la fuerza del Espíritu. Sin el Espíritu, no sirven ni siquiera estas tres actitudes. Es el Espíritu que nos empuja a alzarnos, a acercarnos, y a comenzar a partir de esas situaciones.

Fuente: Vatican News