Viernes, 19 de enero de 2018

Alta o baja. ¿Se puede medir la autoestima?

Viernes, 19 de enero de 2018
image_pdfimage_print

Autoestima detectar

19/01/2018 – En la adolescencia sienten mucha presión para ser de determinada manera, así comienza su reflexión María Pía del Castillo, profesora en psicopedagogía, diplomada en Auxiliar en Minoridad y coordinadora de los expertos que participan de la Fundación Proyecto Padres.

¿Qué pasa con la autoestima de los hijos cuando los padres no están fuertes en este lugar?

“Hay que empezar por uno, si uno entiende que tiene situaciones que lo afectan en su autoestima, que no se siente seguro, que no se siente valorado, que no se puede respetar a sí mismo, tiene que empezar a trabajar sobre uno como mamá, como papá, para después poder acompañar a nuestros hijos en este caminar”, indica María Pía.
Y agrega que es muy importante preguntarse “cómo estoy yo en este tema, me respeto, me quiero, cómo es mi historia”.

¿Se puede medir la autoestima?

La autoestima no la puedo medir respecto de nada porque es muy personal. Por eso no me gusta hablar de una autoestima alta o baja, sino de una autoestima sana, o de una autoestima positiva o real, que tiene que ver con lo que realmente soy. Pero si puedo encontrar indicios si la persona se siente valorada.

Actitudes que favorecen una autoestima sana:

  • Ser una presencia cálida. Es importante que esta presencia en calidad y en cantidad.
  • Ser confiables en la respuesta que le damos a nuestros hijos.
  • Estar atentos a lo que necesitan.
  • Expresar nuestro amor incondicional. No es lo mismo ser amados que sentirse amados. Hay que decirlo con gestos corporales, con un beso.
  • Subrayar y valorar los éxitos.
  • Señalar las dificultades sin herir a la persona. Separar a la persona del acto. Esto los prepara para desarrollar su frustración al fracaso.
  • No poner el verbo “ser” delante del reto. Ej.: “Sos un desastre”. No es un desastre, hizo algo que estaba mal.
  • Ayudar a nuestros hijos a sobreponerse a las dificultades y a poder afrontarlas de una manera positiva.

“Con esto les ofrecemos a nuestros niños un marco de vida estable y esta estabilidad nos da orden”, expresó la licenciada María Pía del Castillo.