Miércoles, 17 de mayo de 2017

En Argentina no hay datos oficiales sobre la cantidad de embriones congelados existentes

Miércoles, 17 de mayo de 2017
image_pdfimage_print

1283541402152

16/05/2017 – Nicolás Lafferriere y Daniel Vargas abordaron el tema de los embriones congelados y se plantearon preguntas como: ¿qué sucede? o ¿qué criterios legales hay en Argentina sobre esta cuestión?

“Cuando en 1978 se hace por primera vez una fecundación in vitro se produce en el mundo una profunda transformación. Hasta ese momento la gestación de la vida ocurría plenamente dentro del vientre materno y dentro de un cierto misterio. A partir de la fecundación in vitro, la ciencia genera una ruptura debido a que hay un primer momento de fecundación y un segundo momento de transferencia del óvulo fecundado. Surgen aquí varios dilemas éticos”, dijo Nicolás Lafferriere.

“Se crea vida que puede ser desechada y esto es una barbaridad. Entonces surge la idea de conservar los embriones congelándolos. Pero esa conservación es por un tiempo determinado, quedando los mismos en una especie de sala de espera. Este es el gran dilema, allí hay vida que no prospera, queda justamente congelada, como la palabra lo dice”, agregó Lafferriere.

“En Argentina hubo en el año 2000 un fallo de la justicia que ordenaba censar la cantidad de embriones congelados, pero este censo nunca se realizó totalmente. Solo en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires había 15.000 embriones congelados en el 2007. Esta es la única estadística que possemos”, sostuvo el especialista en bioética.