Miércoles, 28 de junio de 2017

Ayudar desde tu exuberancia

Miércoles, 28 de junio de 2017
image_pdfimage_print

Regina

28/06/2017 – Todos los martes, en el ciclo de Espiritualidad Bíblica, el Padre Roberto “Chobi” Álvarez, párroco de la parroquia Nuestra Señora del Rosario y de la parroquia Nuestra Señora de Fátima, de la localidad de Cosquín, nos invita a pensar la realidad desde el Evangelio de San Marcos.

En esta oportunidad, trajo a colación la experiencia de Regina Tchelly, una empleada doméstica brasilera que enseñó a más de 30.000 personas a cultivar verduras en pequeños espacios y a cocinar con materias primas que suelen descartarse.

“Me asombró la historia de esta mujer y sus ganas de transformar la realidad e incluir a otros”, comentó el Padre Chobi. Regina percibió dos exuberancias: Por un lado, el desecho que podía convertirse en comida rica y; por otro, sus propias capacidades intelectuales y afectivas para cambiar la situación. “Cada uno de nosotros tiene situaciones de exuberancia, tenemos cualidades en exceso. ¿Qué hacemos con eso?”, preguntó el Padre.

Para ir pensando una respuesta, el sacerdote compartió la Palabra en Mc 6, 34-44, donde Jesús realiza la primera multiplicación de los panes.

“Frente a la multitud, Jesús se conmueve. Primero les enseña y luego, les da de comer. Regina también supo detenerse a enseñar. Suele pasar en muchas comunidades que nadie dedica tiempo para que se generen procesos y se transformen realidades”, expresó el Padre.

Por otro lado, Jesús manda a la multitud a sentarse en ronda pero la gente se sentó en filas. “En Jesús estaba el concepto de la circularidad. Desde nuestras exuberancias tenemos que generar comunidades circulares, donde todos estemos a la misma distancia del pan; aunque haya que luchar con la mentalidad de gente que está acostumbrada a relacionarse verticalmente”.

Finalmente, el Padre dijo: “Si uno pone lo poquito de lo suyo, el Señor se encarga de multiplicarlo. Cuando nos descubramos exuberantes en algo, seamos capaces de imitar a Jesús que supo conmoverse, enseñar, generar círculos y hacer que la gente haga lo mismo con otros”.