miércoles, 11 de abril de 2018

Burundi sigue dando testimonio de su opción por la vida

miércoles, 11 de abril de 2018
image_pdfimage_print

25348834_1162771617187728_7396085640072775116_n

10/04/2018 En nuestro recorrido por la dimensión Ad Gentes del proyecto de Radio María en el mundo, nos detuvimos este martes en el país de Burundi.

Burundi es un país que se ubica en la zona central del continente, más precisamente en la zona de los Grandes Lagos.  Limita al norte con Ruanda, en la zona este y sur con Tanzania, un gran país y donde la radio tiene un gran desarrollo, y al oeste con la República Democrática del Congo de Congo”, datos que compartió el P. Francisco Palacios referente del ciclo y agregó que este país con un total de 10 millones de habitantes en es más chico que la provincia de misiones.

Con respecto a la esperanza de vida agregó también el sacerdote: “Burundi sigue dando testimonio de su opción por la vida, ya que según las cifras hay 41 nacimientos cada mil personas; una clara respuesta a una vocación natural por la vida”.

En este país el 61 por ciento de la población  es católica,  y han hecho de la iglesia y de las celebraciones el centro de su vida y de sus celebraciones.

La fuerza del voluntariado juvenil en Radio María Burundi

El Director de Radio María Burundi el P. Desire nos compartió algunos desafíos de la radio en el país: “la radio es una realidad dinámica que tiene que evolucionar con el tiempo pero que también debe evolucionar con la situación que vivimos, se debe encarnar. Nuestra iglesia es la de un país afectado por la crisis, la vida política está afectada por violencias fraticidas, que al día de hoy persisten; y que son una amenaza a la vida social”.

Con respecto a la fuerza que tiene el trabajo voluntario en el lugar, el sacerdote africano nos señaló la presencia y el testimonio de los jóvenes: “nosotros ponemos el foco en la vida estudiantil. Comprobamos que los jóvenes son los más estables, un joven que vive aquí y mañana se va a otro lugar queda ligado a la radio, nosotros vivimos en un país donde no es fácil de asegurar su vida”.

“Hay jóvenes que terminan sus estudios y vienen a buscar trabajo a la radio y nosotros tenemos que pensar como recibir y cuidar a la gente que permanece estable, que gente que trabaja alrededor de la radio y que pueden permanecer estables con el correr del tiempo”, agregó enfatizando el desafío en un año donde los jóvenes son los protagonistas de la iglesia.

Frente a los desafíos de esta índole, el P. Desire no descansa a la hora de buscar nuevos camino para la promoción del proyecto y para la suma del recurso humano: “Nuestra animación de los voluntarios, es una manera de estar a la escucha para ayudarlos, darles a conocer lo que hacemos; saber cómo la radio se identifica,  se construye y se proyecta en la vida”.