Viernes, 20 de octubre de 2017

Los celos en el matrimonio ¿cómo superarlos? – P. Javier Soteras

Viernes, 20 de octubre de 2017
image_pdfimage_print

novios10

20/10/17 – El P. Javier Soteras habló esta semana sobre el vinculo matrimonial como un lugar para sanar la envidia, ayudando a crecer, inspirado en la Exhortación apostólica Amoris Laetitia del Papa Francisco. Lo hizo en el espacio de reflexiones en torno al Magisterio de la Iglesia.

La verdad los hará libres” dijo Jesús y la gran verdad que Él nos vino a revelar es que Dios es Amor. El amor no es envidioso, reza Pablo y nos invita a trabajar” dijo el P. Javier.

“La envidia se traduce en celos cuando lejos de encontrar en el bien del otro alegría, me despierta tristeza o bronca. Esa es la envidia. Los celos son sentirme mal porque al otro le va bien. No debe haber lugar a esto en la pareja” comentó el P. Javier Soteras.

¿Cómo se resuelven estos problemas en la pareja?

Con el diálogo, dándose tiempo para la pareja, para revisar cómo estamos en el día a día. A veces cuando llegan los hijos, por la misma atención que requieren, nos descuidamos como pareja. Recuperar el diálogo, velar por el otro, son las formas de vivir el matrimonio en plenitud.

“El vínculo matrimonial hace que ella y yo, él y yo seamos uno con Dios. Si éste vinculo se rompe, algo en mi se rompe” dijo el P. Javier.  “Ya no salgo a poseer al otro, a defender a mi esposo/a que es mío/a, sino que salgo a defender el vínculo. Si hay un acto de infidelidad hay que analizar qué encontró la persona afuera que no pudo encontrar dentro. Ya no es solamente culpa de él o de ella, sino de ambos por no cuidar la comunicación y la relación”.

Ganar en libertad: soy más yo mismo a partir del encuentro con el otro

“El vínculo en la caridad tiene que llevar a convertirnos, a crecer y a desarrollar mas plenamente las libertades. No porque cada uno hace lo suyo, sino porque lo que hacemos es a partir del vínculo, y el otro me hace más yo mismo. En esto no debe haber lugar para la posesión, ni tampoco puedo creérmela” agregó.

Para esto proponemos un mapa de referencia de posibilidades y limites de cada uno para ver cómo construimos y cómo funcionamos en el vínculo acompañándonos mejor, siendo uno. El camino siempre es el reconocimiento, la sencilla aceptación humilde en verdad, sin querer tener la razón, sino conversando en libertad.

“Siempre estás a tiempo de reconstruir el vínculo de tu matrimonio” termino diciendo el P. Javier. 

Podés escuchar la entrevista completa haciendo clic en la barra de audio debajo del título.