jueves, 17 de mayo de 2018

“Consejos teresianos para orar” – Hna. Silvia de la Misericordia de Dios

jueves, 17 de mayo de 2018
image_pdfimage_print

17/05/2018 – El Papa Benedicto XVI dice: “Santa Teresa de Jesús es maestra en nuestra sociedad a veces carente de valores espirituales”, recordó la hermana Silvia de la Misericordia de Dios del Monasterio San José de Carmelitas Descalzas de la ciudad de Córdoba. “No hay recetas mágicas para orar, expresó, hay una pedagogía, que es lo que nos ofrece Teresa”.

¿Cuáles son esos consejos para orar que nos deja Teresa?

  • Un libro: Es bueno un libro para recogerse. Los libros – explicó hermana Silvia – sirven para disponernos y nos ofrece materia de meditación.

Santa Teresa decía: “No empezaba la meditación sin un libro”.

La lectura se va transformando en oración, destacó hermana Silvia y amplió diciendo que, “Su preferencia era el Evangelio, libros como la Samaritana, el Cantar de los cantares, dentro de sus favoritos”.

  • La naturaleza: Es otro consejo concreto que nos da Teresa, dijo hermana Silvia de la Misericordia.

Teresa dice: “Yo me aprovecho de ver el campo, las flores, en estas cosas, hacía yo, memoria del Creador”.

Por otro lado, Teresa, muchas veces toma el símbolo del agua para hablar de la oración y los cuatro grados de la oración, indicó.

“Creo que en cada cosita que Dios creó hay más de lo que se entiende”, decía Santa Teresa, destacó la hermana Silvia.

  • Los maestros: Son otra cosa que nos ayuda. La persona que nos acompañe en la vida espiritual nos tiene que animar a más. Y Teresa dice: “Yo no hallé maestro”, y lo sufrió mucho, indicó la hermana Silvia.

 

  • Los amigos: forman parte de otro de los consejos de Teresa. “En tu camino de oración es bueno que te dejes acompañar”. El Cardenal Pironio decía que, “Los santos son los amigos para los hombres”.

Por eso es importante “Que desde los santos amigos, puedas hacer tu propio camino de oración, para encontrarte con Jesús”, expresó la hermana Silvia de la Misericordia de Dios.

  • Tener un retrato del Señor: es otro consejo de Teresa. “Un retrato que nos guste, para mirarlo y hablar con Él muchas veces, que Él te dará qué decirle. Esto te dará grandes ganancias y si lo dejás, te va a hacer un buen discípulo”, concluyó la hermana Silvia.