Miércoles, 16 de marzo de 2016

Dos familias, dos milagros unidos por un mismo santo: Brochero

Miércoles, 16 de marzo de 2016
image_pdfimage_print

5b22e736-6d72-468a-883b-0c889ca6f591

16/03/2016 – Con Doña Jovita como reportera desde Villa Cura Brochero, conversamos con las familias protagonistas de los milagros de nuestro Curita Gaucho.

Fue Sandra, madre de Nicolás (primer milagro de Brochero), quien nos compartía la inmensa alegría de que la providencia les haya regalado la bendición de poder estar ambas familias celebrando en este día la fiesta del Beato José Gabriel. “Fue unirnos en un solo abrazo compartiendo tantas cruces y tantos dolores y a la vez tantas gracias recibidas por el cura Brochero”, comentó.

Nicolás nos saludaba y expresaba su emoción frente a la pronta canonización de Brochero. “Realmente no se puede expresar con palabras sino con gestos que uno siente por los demás”, dijo.

Su papá, Osvaldo nos completaba la historia haciendo memoria de sus primeros pasos: como se conocieron con Sandra, cuando se casaron y que hasta Nico al nacer fue entregado al Cura Brochero.

Luego Jovita nos acercó el testimonio de entrega de fe sincera de Rául y Marina, abuelos de Camila. Quienes encomendaron la vida y la situación delicada de su nieta.

Marina nos transmitía la inmensa alegría y emoción de poder estar en Villa Cura Brochero para celebrar el día del Beato

Osvaldo nos invitaba a rezar, a pedir con fe. Su testimonio, con voz quebrada por el llanto, rezaba así “Yo soy un gran pecador y se que si me escuchó a mí ¿Cómo no va a escuchar a los que creen?. Por ahi me comparo mal, pero Jesús le dijo a Santo Tomás ‘has visto para creer’. A mí me pasó lo mismo”

“Yo le pedí a Brochero para que Brochero le pidiera a la Purísima y la Purísima le presentara a Camila y la seguridad de que Jesús no le iba a decir que no. De eso estoy seguro”, agregó.