Martes, 16 de mayo de 2017

Duelo: Lo que no se asume, no se supera

Martes, 16 de mayo de 2017
image_pdfimage_print

muerte-ser-querido1

16/05/2017 – El Padre Mateo Bautista compartió sus reflexiones en la mañana de Radio María. Habló sobre el origen del duelo, cómo reconocerlo y elaborarlo.

“Durante el tiempo pascual, Dios actúa para que arranquemos de raíz de los tres duelos más terribles que tiene el hombre: el pecado, mal y la muerte”, afirmó el sacerdote camilo, Licenciado en Teología Moral y Espiritual y Máster en Pastoral de la Salud.

“Jesús ha venido a este mundo para sanar nuestras heridas. No sólo es nuestro salvador para después de la muerte, si no para nuestro aquí y ahora. Él quiere que vivamos en plena salud. La salud se hace salvación y la salvación se hace salud”.

Para abordar este tema, el especialista tomó el personaje bíblico de Zaqueo y proclamó el Evangelio de Lucas 19, 1-10. “Zaqueo era considerado por todos como un pecador, era de una talla física y moral baja. Eso quiere decir que el pobre tenía muchos duelos en su vida”.

El Padre Mateo invitó a descubrir los duelos de Zaqueo teniendo en cuenta las seis dimensiones de la persona (física, emocional, afectiva, social, mental, ética y espiritual). Zaqueo estaba herido en todas sus dimensiones, había elegido un mal camino. “Cuando estamos en duelo, a veces no afrontamos correctamente las heridas. ¿Cómo hacer duelo?”, preguntó.

Para trabajar el tema de los duelos el Padre expresó que es fundamental ver, reconocer y aceptar las heridas: “Hay que abrir los ojos ante la realidad, trabajar sobre nosotros y sobre nuestras heridas, porque lo que no se asume, no se supera. Y luego aceptar lo que nos pasa”.

Al finalizar el sacerdote manifestó: “Somos sanadores heridos. En nuestra vida las heridas y la capacidad de sanarnos van a la par. Todos tenemos un médico interior, un enfermero”.