martes, 15 de mayo de 2018

“La mujer en Madagascar es la que pelea la vida”, aseguró monseñor Vicente Bokalic

martes, 15 de mayo de 2018
image_pdfimage_print

15/05/2018 – Una delegación de la Comisión Episcopal de Misiones visitó semanas atrás a los misioneros argentinos en la isla de Madagascar, en África Oriental. Se trató del obispo de Neuquén, monseñor Fernando Croxatto, junto a monseñor Vicente Bokalic, obispo de Santiago del Estero , y su hermano, el padre José Bokalic, párroco de María Reina, en Lanús. Entre los misioneros visitados estuvo el padre Pedro Opeka en la ciudad de Akamasoa.

En diálogo con el padre Pedro Brassesco y Roxana Alfieri en el programa “Caminos de Encuentro”, monseñor Bokalic expresó que “uno de los objetivos que tenemos en la Comisión es trata de conectarnos con los misioneros de nuestro país que están esparcidos por el mundo. Yo sigo la obra del padre Opeka porque nos conocemos de cuando éramos jóvenes y así surgió esta idea de poder visitarlo a él y otros misioneros argentinos en Madagascar”.

El obispo santiagueño resumió que durante su visita “pudimos ver muchos barrios en Akamasoa que fueron creados por la obra del padre Pedro en lugares que eran basurales. Así se construyó todo, las viviendas, las escuelas y los centros de salud, de acogida y también donde se realizan los talleres de formación. Realmente es admirable lo que se ha construido en Akamasoa”. Monseñor Bokalic destacó además que “la mujer en Madagascar es la que pelea la vida, la que cría a los hijos. La mujer es la que ordena la casa y también la que sale a trabajar. En el caso de los hombres su presencia es débil, muchas veces no se hace cargo ni de los hijos”.