Sábado, 14 de abril de 2018

“Encontré el rostro de Jesús en la vida sabia y simple de los abandonados de la tierra”, rezó la hermana Kiki Ramírez

Sábado, 14 de abril de 2018
image_pdfimage_print

1

14/04/2018 – La hermana María Josefa Ramírez, más conocida como la “hermana Kiki”, coordinadora del Equipo Nacional de Pastoral Aborigen, participó del espacio de la oración misionera, esta especie de salmo de estos tiempos. Desde Aristóbulo del Valle, en la provincia de Misiones, la hermana Kiki nos contó de su infancia con sus 13 hermanos y cómo desde el vientre de su madre comenzó la admiración por la figura de Santa María Josefa Rosello, a cuya familia hoy pertenece.

“El mundo de los pueblos originarios es muy diferente pero a la vez muy apasionante para mí. Lamentablemente ven como sus derechos son violados y esto requiere mucho trabajo en equipo, pensar estrategias. Me gusta trabajar en el Equipo Nacional de Pastoral Aborigen porque es muy abierto y ecuménico. Si bien tenemos muchos desafíos en nuestra pastoral, no aflojamos nunca, seguimos apostando a un futuro mejor para los aborígenes en Argentina”, relató la religiosa roselliana.

2

Finalmente, la hermana Kiki nos dejó esta sentida oración:

Gran Espíritu, Dios de la Vida,

gracias por mostrarme caminos de libertad y amor.
Encontré tu rostro en la alegría y la vida sabia y simple de los despreciados y abandonados de la tierra.
Se que me esperas cada día cuando abro el corazón al presente,

lleno luz y sentido

Amén.