Jueves, 12 de octubre de 2017

Escuchar, una actitud básica para dialogar

Jueves, 12 de octubre de 2017
image_pdfimage_print

escuchar

12/10/2017 – Cada martes, el Padre Roberto “Chobi” Álvarez, ilumina con la Palabra de Dios diferentes situaciones de la vida cotidiana. Para hablar sobre la escucha y el diálogo en el matrimonio, el sacerdote predicó el Evangelio de Mc 4, 1-3.

“La multitud tenía un gran interés por el modo de enseñar de Jesús. En el diálogo matrimonial, despertar el interés del otro por escuchar no nace del que está comunicando, sino por la vida compartida. Si no hay gestos que manifiesten el amor es mas difícil escucharse. La multitud se reúne alrededor de Jesús porque Él ha expresado su amor en acciones. Nuestros diálogos, ¿han sido preparados con gestos de amor, de interés, de deseo?”, preguntó el Padre.

Muchas veces, la tecnología por medio del celular impide la verdadera comunicación en la pareja. Al respecto, el sacerdote dijo “que la intromisión del celular expresa que dos personas se sienten sin la admiración amorosa por el hacer del otro”.

Luego, el Padre “Chobi” continuó explicando la Palabra: “Como había mucha gente, Jesús se subió a una barca y se sentó sobre el mar. El mar representa la dificultad, el pecado, lo que no se domina. Jesús se sentó sobre el mal; por eso nosotros, a la hora de dialogar, podemos aquietar nuestros mares, sentarnos sobre ellos y después , conversar. ¿Te has sentado sobre los mares propios y los de tu marido/mujer antes de charlar?”.

Por otra parte, el sacerdote dijo que la palabra “Escucha” remonta al “Shemá Israel” y que esta expresión, en hebreo, invita a hacer silencio. “Para escuchar hay que callarse, serenarse, bajar los decibeles. Hay que subirse sobre el propio mar y ahí, hay que aquietarse”.

Después que Jesús le pide a la multitud que escuche, empieza a proclamar la parábola del sembrador. “El lenguaje parabólico permite que el receptor asimile lentamente, tiene multitud de significados y va entrando poco a poco en el corazón. A veces, nuestras comunicaciones pueden llegar a ser crueles. No es necesario vomitar verdades, lo mejor es recurrir al lenguaje parabólico que supone ciertas reflexiones personales previas”, recomendó el sacerdote.

Finalmente, el padre “Chobi” repasó el itinerario que siguió Jesús en Evangelio de Marcos: “Empezar con gestos de amor que sean decidores, que hablen tanto, que el otro necesite escucharme porque he despertado admiración con esos gestos. Luego, descubrir sobre qué mares tengo que sentarme para aquietarme y escuchar. Y para escuchar, hacer silencio. Por último, cuando me exprese, haber madurado la palabra, haber trabajado interiormente para que mis palabras sean parábola que enriquezca a otros”, concluyó.