Viernes, 11 de agosto de 2017

La grandeza y la miseria en el arte de perdonar

Viernes, 11 de agosto de 2017
image_pdfimage_print

Mateo 6

11/08/2017 – En el programa “Hoy puede ser” continuamos aprendiendo sobre el perdón junto al Padre Mateo Bautista. Para reflexionar, el Padre invitó a leer la historia de José y sus hermanos en la Palabra de Dios (Gn, 37-12 y 44-18) y luego preguntó: “¿Cuál es la mayor miseria que hay en el corazón del hombre cuando no perdona?”.

“La mayor miseria es la cobardía en el corazón. Cuando no me animo a conceder el perdón, o a pedírselo a Dios, o a darlo generosamente; soy miserable”, afirmó.

En el proceso del duelo del perdón encontramos las palabras: misericordia, misericordioso y miserable. “Cuando la misericordia tiene su sede en nuestro corazón, tenemos grandeza para el perdón, para perdonar y ser perdonados. Cuando perdonamos, ganamos en grandeza humana”, explicó el especialista.

Muchas veces, suele suceder que antes de perdonar, humillemos al perdonado. Aprovechamos para decirle cosas como: “¿no te da vergüenza?”, “¡mirá lo que hiciste!”. Al respecto, el Padre explicó que: “El perdonar nunca nos hace superior al perdonado. Si no hay misericordia en las actitudes, las personas se vuelven miserables. Sólo si salimos de nuestros egocentrismos y somos capaces de ponernos en el corazón y en la mente de otra persona, dejamos de ser miserables”.

“El duelo del proceso del perdón es una ocasión extraordinaria para dejar que la Gracia de Dios nos renueve, nos purifique, nos de grandeza de ánimo y nos pueda llevar a un crecimiento humano y espiritual”, manifestó el Padre Mateo.

Finalmente, el sacerdote nos invitó a orar para que el Señor nos saque de nuestro ensimismamiento y para que, cuando perdonemos, no quede lastimado nuestro corazón.