Viernes, 16 de junio de 2017

La verdad y la mentira en nuestra vida

Viernes, 16 de junio de 2017
image_pdfimage_print

adolescente-la-mentira_fb

16/06/2017 – En el programa “Hoy puede ser” continuamos aprendiendo sobre la vida emocional junto a Ángela Sannuti. En esta oportunidad, la licenciada en psicología y miembro de redacción de la revista Criterio nos invitó a reflexionar sobre “La verdad y la mentira en nuestra vida”.

“Si prestamos atención a nuestro diario vivir, vamos a descubrir que la mentira es una de las cosas más comunes en nuestra existencia. La aceptamos como una parte natural de la vida, nos acostumbramos a convivir con ella”, afirmó Ángela.

La mentira, conducta exclusivamente humana, es una fuente de conflicto y dolor en la vida. “No nos damos cuenta de cuánto mentimos, no somos conscientes de cómo nos mentimos y mentimos a otros. El ocultamiento, lo no dicho y los secretos son las formas más frecuentes de la mentira”.

“La verdad siempre sale a la luz porque la verdad es la vida. Lo que se oculta sale en forma de trastorno físico o emocional. La enfermedad viene a contar algo que está oculto”.

La especialista puso como ejemplo a los niños porque son los primeros en aprender las contradicciones del entorno: “El niño es el que capta lo que no se dice, lo que no se quiere ver en una familia, los dolores ocultos”.

La mentira se alimenta del miedo y nunca es gratis. “Pensemos cuántas de nuestras acciones encubren temores, sentimientos o celos. Siempre hay algo para ocultar. Hay voces que nos impiden ser libres y quedamos atrapados en falsas imágenes para lograr la aprobación”, comentó Ángela.

Finalmente, la especialista dijo que empezar a reconocer sutiles falsedades y mentiras es el camino para descubrir la verdad. “La verdad nunca daña, nos hace bien, nos libera. Todo lo que apoya la vida es verdadero y lo que la bloquea o la amenaza es falso. Los adultos responsables viven en la verdad, el bien y el amor”.

Para continuar reflexionando Ángela propuso dos ejercicios:

1- Revisar las relaciones en las que no puedo mostrarme como soy y me veo obligado a ser un personaje.

2- Ver qué pasa, solo por un día, si no trato de salvar mi imagen. Si dejo de actuar esos personajes y muestro mi verdad.