martes, 29 de mayo de 2018

Las consecuencias del autoengaño

martes, 29 de mayo de 2018
image_pdfimage_print

En la última semana del mes de mayo finalizamos los ciclos del primer trimestre del año para seguir renovando la programación. En esta oportunidad concluímos el ciclo “Darse cuenta” junto a la lic. Adriana Guraieb, psicóloga, perteneciente a la Asociación psicoanalítica argentina.

En este último programa , la lic. Guraieb abordó la temática en torno a las consecuencias de no darse cuenta.

“La primera consecuencia de no darnos cuenta es autoengañarnos”. Según Adriana podemos definir al autoengaño como un estado psicológico que se caracteriza básicamente por ignorar un aspecto importante de la realidad. Es una trampa de la mente. Es un mecanismo protector para cubrirnos ante el peligro. “Pero si no enfrentamos la realidad las consecuencias son muy graves”, agregó.

El autoengaño tiene tres patas:

-La negación: la persona minimiza lo que vive. “Para la persona no es verdad lo que es verdad.”

-La represión: la persona rechaza o aleja de la conciencia lo que le duele de su realidad. “Me duele entonces lo reprimo, lo mando al sótano”.

-La ilusión: la persona se posterga a ella misma. “La ilusión tiene una función buena si la usamos para vivir mejor, para crear, para promover cambios positivos. Sin embargo, si usamos la ilusión para postergarnos, vamos a perder la potente fuerza que tiene la ilusión al servicio del autoengaño.”

Nadie está libre de autoengañarse, se trata de un fenómeno psicológico muy frecuente . Ser libre de las mentiras de uno mismo, requiere una reflexión personal.” Bucear en tu interior, conocer tus valores, ideales y deseos es el primer paso protegerte de cualquier autoengaño y dirigirte hacia metas que realmente te gustaría alcanzar”, finalizó.