Miércoles, 9 de agosto de 2017

Mendigos de afecto y de valoración

Miércoles, 9 de agosto de 2017
image_pdfimage_print

pidiendo amor 2

09/08/2017 – En el micro “Matrimonios en crisis”, que se emite los martes en el programa “Hoy puede ser”, recibimos la visita del Padre Pablo José Fuentes, Misionero Oblato de María y animador del proyecto Hogares Sanos y Apacibles.

El sacerdote habló sobre los mendigos de afecto y los mendigos de valoración: “Básicamente, la humanidad se divide en dos: los mendigos de afecto y los mendigos de valoración. Los primeros buscan que los quieran y son más propensos a la tristeza; y los segundos necesitan que los reconozcan. En este caso, la principal característica es el enojo”, afirmó.

En los matrimonios, estas necesidades se dan en uno y en otro miembro de la pareja espontáneamente. “Generalmente, es mas común que el varón sea mendigo de valoración y la mujer de afecto, pero no siempre es así, es indistinto”, dijo el especialista.

El Padre Pablo profundizó aún más en estos tipos de mendicidad: “Los mendigos de afecto se quejan de que no los quieren y, aunque les den, afecto no terminan nunca de estar satisfechos. Con tal de que los quieran, aguantan cualquier cosa. No les importa que los exploten o que los usen. Aparece siempre la tristeza, la queja y el reclamo”. “Los mendigos de valoración están pendientes de que reconozcan lo que hacen, ya sea en la casa, el trabajo, o con los amigos. Viven reprochando todo el esfuerzo que hacen”, agregó.

“Al ser mendigo, la persona exagera y se esclaviza. Es bueno conocer la mendicidad que tiene cada uno y canalizarla. Pedirle a Jesús que nos haga experimentar la libertad de los hijos de Dios”.

En la pareja, el sacerdote manifestó la importancia de compartir los sentimientos e ir a buscar la causa, “que no está en lo que el otro no me da, si no en lo que yo tengo que sanar. Tenemos que aceptar nuestra historia, Dios saca bien del mal, son muchas las circunstancias para que uno este vivo. Para Dios somos valiosos, todos somos el sueño de Dios”.

Finalmente, el Padre Pablo comentó que es importante poner atención en “la otra necesidad”; es decir, si uno es mendigo de valoración debe estar atento al afecto y al revés: “Esto nos hace crecer en complementariedad, hay que buscar juntos la solución”.