Miércoles, 26 de julio de 2017

¿Es posible recuperar la confianza en la relación de pareja?

Miércoles, 26 de julio de 2017
image_pdfimage_print

Close up on a man and a woman holding hands at a wooden table

26/07/2017 – Esa fue la pregunta que intentaron responder los miembros de Retrouvaille, programa para matrimonios en crisis, en el “Hoy puede ser”.

En esta oportunidad, los invitados fueron María Inés y Javier Liendo, quienes dieron testimonio de su crisis matrimonial y contaron cómo fueron superando las heridas por medio de las herramientas del programa Retrouvaille.

“Le pedía a mi esposa que no le dedicara tanto tiempo a su trabajo y a nuestros hijos y más a nuestra relación. Me frustré, me puse agresivo, me sentía muy solo y con bronca por el lugar al que habíamos llegado. Y metí la pata”, relató Javier. María Inés agregó: “Yo estaba alejada, aislada. Nos faltaba diálogo, nos comunicábamos solamente por cuestiones prácticas”.

En medio de esta profunda crisis, no sabían que camino tomar para volver a confiar y pidieron ayuda en Retrouvaille. “Las infidelidades, años de falta de diálogo, dar por supuesto situaciones o sentimientos, grandes peleas, faltas de respeto, violencia de género o adicciones son las principales causas por las que se pierde la confianza en una pareja”, expresó María Inés.

“La confianza es fundamental en un matrimonio sano pero, en un matrimonio herido, es vital. Damos fe que es posible recuperar la confianza”, agregó.

En este sentido, Javier dijo que existen tres actitudes para recuperar la confianza:

Honestidad: “La honradez es la llave de la confianza. Responder con la verdad no es fácil, pero da paz y tranquilidad a todos”.

Apertura: “Tenemos que ser abiertos y receptivos con nuestra pareja. Dialogar abiertamente los sentimientos aunque nos dejen vulnerables”.

Cambio: “Hay que saber reconocer errores y cambiar. Puede ser con pequeñas afirmaciones en cuestiones diarias o gestos cotidianos”.

A partir de estas actitudes, el matrimonio Liendo pudo salir adelante y hoy ven la cicatriz de lo que pasó pero no hay dolor. “La crisis matrimonial puede verse como una realidad con dos caras: como un fracaso en donde no hay nada más que hacer; o como un paso a una nueva fase de la vida, como un momento de crecimiento para lograr la plenitud”, afirmó Javier.

Para finalizar, dijo: “Volver a confiar es una decisión, no abandonen la lucha porque se puede”.