Viernes, 23 de junio de 2017

¿Cómo sanear la pena?

Viernes, 23 de junio de 2017
image_pdfimage_print

PADRE_MATEO_hospital_04

23/06/2017 – En el programa “Hoy puede ser”, seguimos formándonos junto al Padre Mateo Bautista. Durante un nuevo encuentro, el sacerdote camilo profundizó en el tema del duelo e hizo hincapié en cómo sanear la pena basándose en el Evangelio de Lucas 7, 36-50.

El Padre explicó que el proceso de duelo tiene dos tiempos muy marcados:

1. El tiempo dedicado a la herida, donde la persona expresa el llanto y la pena.

2. El tiempo dedicado a reactivarse y potenciarse, donde la persona descubre los recursos internos que le permiten salir del sufrimiento.

Por otro lado, el especialista dijo que al dolor físico lo podemos ubicar en el cuerpo pero cuando sufrimos, sufre todo el ser. “Por lo tanto, la sede del sufrimiento no está en el corazón, si no en el cerebro”, aclaró el Padre.

“Cuando tenemos un gran dolor, el cerebro indica que lo escuchemos, lo lloremos, nos lamentemos. Lo más sano en el recorrido de la pena es que la pena se exprese”.

“La pena tiene que salir del corazón, si no lo pudre. Tiene que expresarse, buscar palabras. La pena se tiene que hacer palabras. Si no lo hace, vuelve al corazón, hacemos un mal proceso y añadimos sufrimiento”, afirmó el especialista.

Finalmente, el Padre Mateo dijo que como el sufrimiento afecta todas las dimensiones de la persona, hay que buscarle un sentido: “En todo duelo, no nos podemos quedar en un aspecto puramente emocional, no podemos sólo desahogarnos, necesitamos que actué el cerebro lógico, pensante, que hable la pena y deje un espacio para escuchar y encontrar los recursos internos que nos permiten salir adelante”.

Para seguir reflexionando: En base al Evangelio de la Pecadora Perdonada (Lc 7, 36-50), el Padre Mateo planteó estas preguntas: ¿Cuál es la gran herida del fariseo y cuál es el gran recurso sanador de esta mujer pecadora?