Lunes, 16 de abril de 2018

“Somos diferentes, nunca neutros”

Lunes, 16 de abril de 2018
image_pdfimage_print

Ines Riego (2)

En “Mujer: don y tarea”, la nueva propuesta de Radio María Argentina que invita reflexionar sobre la identidad, la vocación y la misión femenina, Inés Riego, filósofa y antropóloga, habló sobre las diferencias entre varones y mujeres.

“La historia del pensamiento descubrió la diferencia como un componente filosófico fundamental recién en el siglo XX. La diferencia estaba como un aspecto menor o secundario; por eso, cuando se hablaba del hombre, se hablaba en general, no en femenino o masculino”, expresó Inés Riego.

La especialista explicó que “al hablar de las diferencias entre hombres y mujeres, hay que comenzar por lo más básico, es decir, desde la biología, la genética, la corporalidad y la sexualidad. La presencia de un varón y una mujer ya es diferente. Hay una encarnación y lo primero que se manifiesta del otro es esa apariencia física diferente, que es su presencia”.

Además, Inés aclaró que “la primera gran diferencia es la diferencia de género. Somos diferentes, nunca neutros, no tenemos el ‘LO’ sino el ‘EL’ o el ‘ELLA’”, dijo.

Más allá de las diferencias, el desafío más grande es poder convivir. “En este sentido, el criterio es respetar las diferencias. Pero eso no significa que la diferencia se tenga que imponer al resto de la sociedad. Respetarnos es aceptar la unicidad del otro, el otro es un ser único. Si no aceptamos la diferencia, no nos enriquecemos”, concluyó la especialista.

Advertencias sobre la ideología de género

Ante la inquietud y consultas de algunos oyentes respecto de la posición editorial de Radio María en torno al contenido del programa “Mujer: don y tarea” emitido el sábado 14 de abril, reafirmamos nuestra íntima comunión con lo que desde siempre ha sostenido el Magisterio de la Iglesia respecto de este tema, sostenido por el papa Francisco en por lo menos seis advertencias que ha hecho sobre la Ideología de género y que transcribimos a continuación:

1.- Busca borrar la diferencia sexual entre hombre y mujer

En un encuentro en el Vaticano con la Asamblea Plenaria de la Pontificia Academia para la Vida el 5 de octubre, el Papa hizo una entusiasta defensa de la vida y alertó contra movimientos que intentan cambiar su realidad como la ideología de género.

Al respecto, el Santo Padre dijo que “la reciente hipótesis de reapertura del camino para la dignidad de la persona neutralizando radicalmente la diferencia sexual y por lo tanto el acuerdo del hombre y la mujer no es justa”.

“En vez de combatir las interpretaciones negativas de la diferencia sexual, que mortifican su valencia irreductible para la dignidad humana, se quiere cancelar, de hecho, esta diferencia, proponiendo técnicas y prácticas que hacen que sea irrelevante para el desarrollo de la persona y de las relaciones humanas”.

El Papa resaltó que “la utopía de lo ‘neutro’ elimina, al mismo tiempo, tanto la dignidad humana de la constitución sexualmente diferente como la cualidad personal de la transmisión generativa de la vida”.

“La manipulación biológica y psíquica de la diferencia sexual, que la tecnología biomédica deja entrever como plenamente disponible para la elección de la libertad –¡mientras no lo es!– corre el riesgo de desmantelar así la fuente de energía que nutre la alianza del hombre y la mujer y la hace creativa y fecunda”, remarcó.

2.- Es una colonización ideológica

A finales de julio de 2016 y dirigiéndose a los obispos de Polonia, el Pontífice afirmó que “en Europa, América, América Latina, África, en algunos países de Asia, hay verdaderas colonizaciones ideológicas. Y una de estas –lo digo claramente con nombre y apellido– ¡es la ideología de género!”.

“Hoy a los niños –¡a los niños!–, en la escuela se les enseña esto: que el sexo cada uno lo puede elegir. ¿Y por qué enseñan esto? Porque los libros son de las personas e instituciones que te dan el dinero. Son las colonizaciones ideológicas, sostenidas también por países muy influyentes. Esto es terrible”.

3. Presenta una sociedad sin diferencias de sexo y vacía el fundamento antropológico de la familia

En la exhortación apostólica postsinodal Amoris Laetitia, sobre el amor en la familia publicada en marzo de 2016, el Santo Padre explica en el numeral 86 que la ideología de género “presenta una sociedad sin diferencias de sexo, y vacía el fundamento antropológico de la familia”, además procura una identidad humana que puede determinarse de forma individual y ser cambiada en el tiempo.

“Esta ideología lleva a proyectos educativos y directrices legislativas que promueven una identidad personal y una intimidad afectiva radicalmente desvinculadas de la diversidad biológica entre hombre y mujer”, denuncia el Santo Padre.

4. Se exporta desde Europa y crea confusión

En marzo de 2015, el Papa Francisco se refirió a las “colonizaciones ideológicas” que afectan seriamente a la familia, ya que son “modalidades y propuestas que existen en Europa y llegan también de la otra orilla del Océano. Y luego esa equivocación de la mente humana que es la teoría de género, que crea tanta confusión”.

5. Cancelar las diferencias sexuales es dar un paso atrás

En abril de 2015, el Papa dirigió una catequesis sobre el ser humano creado por Dios como hombre y mujer, en la que dijo: “la cultura moderna y contemporánea ha abierto nuevos espacios, nuevas libertades y nuevas profundidades para el enriquecimiento de la comprensión de esta diferencia”.

“Pero ha introducido también muchas dudas y mucho escepticismo. Por ejemplo, yo me pregunto si la así llamada teoría del género no sea también expresión de una frustración y de una resignación, orientada a cancelar la diferencia sexual porque ya no sabe confrontarse con la misma. Sí, corremos el riesgo de dar un paso hacia atrás. La remoción de la diferencia, en efecto, es el problema, no la solución”.

6. Denunciar la ideología de género no implica negar ayuda o compañía a los homosexuales

En la habitual conferencia de prensa que concede en el retorno de sus viajes internacionales, específicamente en el vuelo de Azerbaiyán a Roma, el Papa señaló que “las personas se deben acompañar como las acompaña Jesús. Cuando una persona que tiene esta condición llega hasta Jesús, Jesús no le dirá seguramente ‘vete porque eres homosexual'”.

El Papa dijo que lo malo es el adoctrinamiento de la teoría del género: “Me contaba un papá francés –explicó– que en la mesa hablaba con los hijos y la esposa, ambos católicos no tan comprometidos, pero católicos, y le preguntaba al niño de 10 años, ‘¿Tú qué quieres ser cuando seas grande?’ y la respuesta fue ‘una muchacha’”. Y agregó: “El papá se acordó entonces que el libro del colegio de su hija enseñaba la teoría de género. Esto va contra las cosas naturales. Una cosa es que una persona tenga esta tendencia, esta opción, e incluso que cambie de sexo, y otra cosa es hacer la enseñanza en la escuela en esta línea para cambiar la mentalidad. A esto yo llamo colonizaciones ideológicas”, dijo Francisco.