Martes, 17 de noviembre de 2015

¡Súbete, súbete Zaqueo!

Martes, 17 de noviembre de 2015
image_pdfimage_print

subete

Habiendo llegado Jesús a Jericó
Entre voces y palmas zaqueo se metió
Petiso como era, la gente lo arrastró y
en el borde del camino se quedó.

Corrió hasta una palmera y se subió
Dejando de lado su puesto y condición
Y al verlo allí trepado Jesús se sonrío
Baja pronto que a tu casa iré hoy.

Súbete, súbete bien alto
Súbete, súbete, súbete a mirar
Súbete Zaqueo, que el maestro pasará
Súbete, súbete, súbete a mirar.

Muchos decían que era un pecador
Y el pequeño Zaqueo a Jesús lo recibió
No sólo en la casa, también en su corazón
Y sus ojos brillaron con otro color.

Daré con amor mis bienes a los pobres
Has llenado de alegría este hogar
He venido a buscarte, le respondió el señor
Y la noche en el día se acabó.