El veganismo, la salud y la violencia en el debate

miércoles, 31 de julio de 2019
image_pdfimage_print

31/07/2019 – Momentos de tensión se vivieron el pasado fin de semana durante la quinta jornada de la Exposición Rural, en Buenos Aires, cuando decenas de activistas veganos ingresaron al predio para exhibir carteles contra el consumo de animales.

Ante este hecho, un grupo de gauchos montados a caballo echó a los manifestantes de forma violenta.

Este hecho ha visibilizado la tendencia del veganismo y se han escuchado voces desde distintos sectores relacionados con este movimiento.

Muchos interrogantes surgen al respecto, por ejemplo ¿que implica para la salud de las personas el veganismo?, ¿cuáles son los argumentos de este fenómeno (el de muchos jóvenes y no tan jóvenes que no comen ningún producto de origen animal), al que algunos le dan el estatus de “cultura” vegana?.

Desde algunos sectores sostienen que es una ideología y que por eso se explica que tenga militantes y activistas (como otras ideologías).

Al respecto, en diálogo con Radio María Argentina, el doctor Ezequiel Arrieta, médico, becario doctoral del Conicet e investigador en el área nutrición aseguró que “tal como lo dicen las posturas de consenso de las organizaciones de nutrición mas importantes del mundo, una dieta de este tipo, incluso aquellas que no tienen huevo ni lácteo, pueden cumplir perfectamente con todos los requerimientos nutricionales de un organismo. Esto, siempre y cuando estén bien planificadas y sean equilibradas”.

Por su parte, Diego Graif, médico veterinario, profesor en la carrera de Veterinaria de la Universidad Católica de Córdoba sostuvo: “En las producciones ganaderas uno trata de evitar que los animales se expresen, que sufran dolor, que sufran distinta condiciones porque, eso disminuye la productividad de los animales”.

Por último Nicolás Cabrera, Sociólogo, doctorando en antropología y también becario del Conicet considero: “Argentina tiene una desconfianza en los canales institucionales para dirimir conflictos, eso si es un problema. Esto debería dirimirse por canales democráticos e institucionales. Pero esto no es solo de la dirigencia política también veamos como lo retrató la prensa, Me parece que la prensa esta ayudando bastante poco a poner paño frío sobre esto. Ya el simple hecho d presentarlo como una “guerra”, contribuye poco a un lenguaje democrático.”