viernes, 15 de junio de 2018

“Cuando hay un ser genéticamente nuevo, que tiene capacidad de crecer, estamos frente a la vida” – Dr Alfredo Miroli

viernes, 15 de junio de 2018
image_pdfimage_print

14/06/18 – El Dr. Alfredo Miroli, médico especialista en inmunología, Director Científico del CMI (centro médico de inmunología), Presidente de la Sociedad Científica de Patologías Adictivas del Colegio Médico de Tucumán , nos acompaña todos los jueves en el programa “Hoy puede ser”. En esta oportunidad el médico explicó la importancia del derecho a la vida desde la concepción y el proceso mediante el cual dos células se convierten en un ser humano desde el momento de su unión.

¿Cuándo hay una nueva vida, cuál es el sinónimo de vida?

“Cuando hay capacidad de crecer y reproducirse: en biología esto significa que hay genes, cuando hay genes hay vida.”, dijo.

Cuando un óvulo y un espermatozoide se unen, forman una nueva célula que tiene sus propios genes. “Es un individuo que tiene sus propios genes, tiene una identidad genética única; no es mamá ni papá”, agregó el profesional.

Inmediatamente en cuestión se segundos, divide el ADN, se duplica y se trasforma en dos células; crece. “Si tiene capacidad de crecer, está vivo; crece tanto que nueve meses después son 200.000.000 de células, y aumenta en 6.000.000 su peso original.”

Mientras en bebé va creciendo los músculos y los nervios trabajan sincrónicamente en la sexta semana. “En la sexta semana el bebé siente dolor y trata de defenderse”.

A partir del segundo mes y medio el bebé tiene cuerdas vocales completas y llora, pero como no hay aire no emite sonidos. “Si se practica un aborto hay una posibilidad de que muera troceado, mientras siente el dolor, mientras llora, pero no lo escuchamos; o hay una posibilidad de que muera asfixiado por determinados fármacos ingeridos por la mujer gestante.”

“Aquellas causales por las cuales hace 18 años una mujer embarazada estaba en riesgo grave de continuar el embarazo, que la medicina no pudiera solucionar, y llevar a triste elección de que si continuaba ese embarazo mueren ambos; hoy en día es rarísimo encontrar una situación en la medicina actual donde no se puedan salvar las dos vidas. De tal manera que el planteo de que para salvar a la mamá hay que llegar a terminar con la vida del bebé, cada vez se da con menos frecuencia”, dijo.

“En nuestro equipo médico hablamos de prepartal y prostpartal, no prenatal. Para mí ése es el momento del parto, el nacimiento es la concepción”, subrayó.

El Dr. Miroli puso como ejemplo a los protagonistas de la historia de la salvación: “María, esa mujer pobre, con esa situación marginal, tuvo a uno de los símbolos más grandes del amor humano, nadie puede negar que Jesús fue un educador para el amor y para la paz y eso fue porque María lo llenó de amor desde la concepción, lo defendió desde la concepción. ¿Y quién se dio cuenta que ese bebé estaba en su vientre?, otro bebé. ¿Cómo, no son cosas? Juan el bautista saltó para saludarlo cuando era un bebé en el vientre, ¿Cómo que son cosas?, ¿Cómo que interrumpir?, eso sería privarnos de la chance de las vidas maravillosas que hay por delante.”, agregó.

Como menaje final el Dr. Miroli dijo:” Hay que amar la vida desde la concepción, defender y cuidar la vida desde la concepción y hacer todo para que todos tengan chances de vivir, para potenciarlos en sus posibilidades. No somos todos iguales. Todos debemos desarrollar lo que tenemos. Cada uno puede aportar algo distinto a los demás. Todos somos piezas valiosísimas y tenemos que cuidarlas desde la concepción que es cuando empieza la vida, cuando hay un ser genéticamente nuevo, que tiene capacidad de crecer y que crece, y de reproducirse para luego dejar descendencia, estamos frente a la vida”, finalizó.

 

Te invitamos a escuchar la entrevista completa en la barra de audio debajo del título .