“Del dolor a la gracia”, retiros de sanación para personas que han sufrido abuso sexual

viernes, 29 de junio de 2018
image_pdfimage_print

29/06/2018 – El padre Matías Jurado, sacerdote de la Arquidiócesis de Buenos Aires, fue el invitado de “Camino de Emaús”, donde explicó la modalidad de los retiros “Del dolor a la gracia”, que tienen como objetivo ayudar en la sanación de las heridas a las personas que han sufrido un abuso sexual. El sacerdote indicó que todo “comenzó con los retiros de sanación post-aborto, yo tomé conocimiento de estos retiros post abuso y viajé a Estados Unidos para capacitarme. Este tipo de experiencias las creó la médica Theresa Burke, fundadora del Viñedo de Raquel. Y nace de la escucha de historias durante 20 años de mujeres que llegaban al aborto luego de haber padecido abuso sexual en algún momento de sus historias. En estos retiros, Dios nos muestra su misericordia en nuestras miserias. Estamos llamados a hacer lo mismo: frente a las pobrezas de los demás, animarnos a ayudar a sanar. Es el amor, la aceptación del otro con todos sus límites y heridas, lo que más sana, sobre todo cuando es reflejo del amor de Dios”.

El padre Jurado destacó además que los “efectos secundarios de un abuso sexual son tener comportamientos adictivos, confusión en la identidad sexual, huidas, sumisión o disociación de la personalidad”. El sacerdote agregó que “en la ficha de inscripción del retiro le preguntamos a la persona cuál es su peor experiencia de sanación. La respuesta más frecuente es el haber tocado esa herida abierta en algún lugar, sin tener las herramientas para trabajarla. El retiro sería lo mas parecido a entrar en un quirófano: hay que abrir la herida, sacar la bala, limpiar y cerrar. Todo eso en un espacio cuidado, y con el material adecuado para esa operación”.

El padre Jurado también dijo que “hay abusadores solteros, casados, consagrados, médicos, profesores, artistas y también sacerdotes. Pero, estadísticamente, quienes más abusan son los padres varones. Por eso es importante abrir la cabeza intra familiarmente y tratar de ayudar a la enorme cantidad de personas que han sufrido un abuso, dado que son seres humanos muy lastimados”.

Por otra parte, el referente de los retiros “Del dolor a la gracia” indicó que “a veces es muy difícil detectar una situación de abuso que subsiste en el tiempo. Sobre todo porque no es algo que estemos esperando encontrar, más que nada puertas adentro de nuestras casas, nuestras parroquias, colegios o lugares de confianza. Pero hay signos. Hay cambios de actitud de comportamientos, retraimiento, juegos demasiado sexualizados para la edad, y hasta la posibilidad de que nos cuenten la situación. El que dice haber sido abusado, en general, no miente. Al contrario, le cuesta mucho decirlo. Por eso, si alguien nos cuenta, tenemos que recibirlo con muchísima delicadeza. Y no juzgarlo, sino derivarlo hacia un profesional de la salud, para que lo ayude y lo oriente. El confidente podrá seguir acompañando el proceso, pero sin tener la responsabilidad de guiarlo”. El padre Matías Jurado sostuvo finalmente que “queremos llevar estos retiros al resto del país, por eso es necesario que nos contacten. Y sobe todo, que puedan compartirles esta experiencia a sus sacerdotes y contar con la aprobación del obispo del lugar”.

¿Cómo contactar con los retiros “Del dolor a la gracia”?

Página web: www.quierosanar.com.ar

Eail: padrematias@gmail.com

Celular: 11 5 2203619