viernes, 10 de agosto de 2018

“La nueva grieta es de un nivel de tristeza muy hondo”, dijo el Padre Ángel Rossi

viernes, 10 de agosto de 2018
image_pdfimage_print

10/08/2018 – El Padre Ángel Rossi, nos dejó el deseo de que “Ojalá podamos ir sanando las heridas como sociedad”. “Porque la nueva grieta es de un nivel de tristeza muy hondo”, señaló.

Agregó que “Cuando para sumar se juega con la unidad del pueblo, y se juega con la vida, estamos en un tema muy jorobado, ojalá podamos ir sanando las heridas juntos, no así con pañuelos de colores cambiados, sino con el pañuelo celeste y blanco”, indicó el Padre Ángel.

Resaltó y se unió a las palabras expresadas por el arzobispo de La Plata, Víctor Manuel Fernández, quien dijo entre otras cosas que, “Doy gracias a los senadores que han recordado que representan al pueblo de sus provincias, fieles al federalismo que justifica la existencia de una cámara de senadores. De hecho, los senadores del norte no votan a favor de los niños por nacer porque los hayan presionado los curas, sino por la presión del pueblo que ellos deben representar”.

“Y pido respeto para el pueblo norteño, que no merece ser tratado de atrasado o de oscurantista porque ama la vida de los pequeños”.

“Por otra parte, agradezco que no se haya caído en el falso argumento que sostiene que tienen más derechos los más desarrollados (los ya nacidos), hasta el punto de quitar la vida impunemente a los menos desarrollados (los que todavía no nacieron). Si sacamos todas las consecuencias de esa lógica del “desarrollo” los discapacitados o los menos inteligentes tendrían menos dignidad humana que los demás, y el interés de los más fuertes justificaría el avasallamiento de sus derechos”.

“Tanto la sociedad como la Iglesia hemos hecho poco en estos temas, aunque hay que reconocer que en la Iglesia han crecido los grupos que acompañan a las mujeres que abortaron para que recuperen la paz, y los curas villeros han creado lugares para acompañar los embarazos no deseados”.

“Si para algo sirvió este debate, es para reconocer las tareas pendientes”, expresó el sacerdote jesuita, Padre Ángel Rossi en Radio María Argentina, citando a Monseñor Víctor Manuel Fernández.