jueves, 5 de julio de 2018

La Virgen de la Sonrisa: La sonrisa que curó a Santa Teresita de su depresión

jueves, 5 de julio de 2018
image_pdfimage_print

05/07/2018 – En Estación María hoy peregrinamos junto a la Virgen de la Sonrisa, esta advocación mariana que tanto amó Santa Teresita del Niño Jesús. Y quien no olvida a María en esta advocación, es el Papa Francisco, quien gracias a su intercesión, él pudo superar una depresión que padeció cuando era sacerdote jesuita.

El 13 de mayo de 1883 la Virgen María curó a Santa Teresita del Niño Jesús, en cierto momento de su infancia, cayó en un estado de tristeza y angustia muy preocupante, luego de la muerte de su madre. Su hermana Paulina fue su segunda mamá, pero a los pocos años ingresa en el Carmelo, Santa Teresita se sintió abandonada y deprimida. Su familia y el Carmelo la encomendaron a la intercesión de la Virgen María.

“De repente, la Santísima Virgen me pareció hermosa. Pero lo que me llegó hasta el fondo de mi alma fue la encantadora sonrisa de la Santísima Virgen”, dijo Santa Teresita al ver la imagen de la virgen que le sonreía. Desde aquel día, dicha imagen será conocida y recordada como la Virgen de la Sonrisa, nombre que le puso la misma Teresita.

Nos recibe la Parroquia Santa Teresita del Niño Jesús y Santuario de la Virgen de la Sonrisa, en Buenos Aires, Argentina. En este santuario, erigido en su honor, se encuentra la Imagen de la Virgen de la Sonrisa, la cual fue realizada en Lisieux (Francia). En el 80 aniversario de su fundación, la misa estuvo presidida por el entonces Cardenal Jorge Mario Bergoglio, arzobispo de Buenos Aires y primado de la Argentina, hoy Papa Francisco. En la ceremonia se consagró el templo parroquial y el nuevo altar, que junto con el ambón fueron construidos especialmente para este importante aniversario. ¿Te animás a emprender el viaje?

 

Para escuchar el programa completo sobre la historia de la Virgen que desata los nudos, hacé click en la barra de audio: