jueves, 13 de septiembre de 2018

La vocación del hombre es ser un buscador: ¿cómo descubrir la llamada?

jueves, 13 de septiembre de 2018
image_pdfimage_print

13/09/2018 – En el segundo programa de La Noche Joven, que también se transmite en vivo por Instagram, nos adentramos en los llamados que recibimos a lo largo de la vida. ¿Cómo es el llamado de Dios? ¿cómo descubrirlo? ¿qué lugar juega mi libertad?.  Lo conversamos con el cantautor y catequista Pablo Martínez, quien animó a estar atentos a “algunas pistas que nos ayuden a poder descubrir el sueño de Dios para conmigo”. 

 

“Soñar el sueño de Dios para mi vida”

La vocación del hombre es ser un buscador, eso es lo que nos mantiene vivos. En esto de buscar, hay pistas internas como los dones, habilidades y talentos que Dios nos da, porque si nos llama para algo Él nos capacita para eso; los gustos también son pistas, porque Dios no nos va a invitar a la infelicidad”.  También, dijo Pablo Martínez, hay pistas externas, que “son cosas externas como acontecimientos que se van dando en nuestra vida o en la sociedad, y eso que nos moviliza nos hace tomar consciencia de para qué estamos en este mundo”.

“La vocación tiene un aspecto esencialmente dinámico, no es que Dios te pone un sellito y listo. Desde que nacemos vamos desarrollando una búsqueda. Mi vocación puede ser una concreta, pero va evolucionando y tomando distintas caras o facetas” agregó.

 

 

13 Razones Why: “Cuando no hay proyecto de vida, hay proyecto de muerte”

En la semana en que se conmemora el Día Internacional de Prevención contra el suicidio, segunda causal de muerte adolescente en el mundo, hablamos sobre la serie que se hizo popular en Netflix “Por 13 razones”.

El Padre Hernán Ceballos, quien participa en la Pastoral de Juventud de la Arquidiócesis de Córdoba, explicó que la serie “pone sobre el tapete la búsqueda de sentido de la vida de los jóvenes”. “De hecho, la protagonista, explicó, ” tiene búsquedas pero no encuentra adultos con quien compartirlas, ni un proyecto de vida hacia adelante. Sumado a eso, tiene muchas heridas propias de la adolescencia y la juventud” lo que lo convierte en un “combo mortal porque no encuentra dónde apoyarse”.

Hernán comentó que “muchos de nuestros jóvenes, hoy, a pesar que hemos crecido mucho en comunicación, no saben expresar sus sentimientos o no se atreven a hablar de lo que les pasa y no tienen con quién ni dónde. La pregunta por el suicidio aparece cuando no hay un proyecto de vida. Está latente en la juventud, y no hay que tener miedo de hablarlo”. 

 

 

Florencia Álvarez: “siempre hay una sana inconsciencia a la hora de responder a un llamado”

Flor es cordobesa, es maestra de educación inicial y acaba de regresar a Argentina después de misionar durante 15 meses en Salvador Bahía, la cuarta ciudad más grande de Brasil. “Fue concretar algo que Dios fue pensando para mi vida y ahora se inicia una nueva búsqueda de cómo sigue este llamado a la misión” comentó Flor.

Claramente no estaba en mis planes. Mi plan era ser maestra y nada más. Fue apareciendo el llamado a través de personas y testimonios de gente que había hecho esto, y así fui conociendo el Movimiento Puntos Corazón. En el tiempo de discernimiento pude ver que desde que iba al colegio había iniciado con pequeñas experiencias de misión” contó.

Pasados unos meses en Salvador Bahía Flor fue cambiando la mirada sobre sí misma y sobre los demás: “Al tiempo puedo ver que no era muy consciente, que no sabía mucho a dónde me estaba metiendo ni qué me esperaba, pero ahora veo los frutos”. Y agregó que “tuve la posibilidad de encontrarme piel a piel con las personas, fue la experiencia de vivir con ellos, todo lo que ellos estaban viviendo. Ahora al volver, si bien no puedo hacerlo igual, es distinta la mirada que se tiene de la otra persona”

“Aprendí a ponerme en manos de Dios y ofrecerme como instrumento. Ahora que volví a trabajar le pido a Dios cada mañana que Él ame a través mío, porque es una tarea que no depende sólo de mí”.