jueves, 13 de septiembre de 2018

Mi motivación tiene que ser más grande que mi miedo

jueves, 13 de septiembre de 2018
image_pdfimage_print

12/09/18- El emprendedurismo tiene su lugar en el aire de Radio María. Federico Andrada y María Soledad Bazán nos acompañan todos los miércoles con el ciclo “Jóvenes emprendedores, sembradores de esperanza”. En esta semana se abordó el tema de los miedos a la hora de emprender.

 

¿Cuáles son los miedos más comunes a la hora de emprender?

“La emoción del miedo es común al enfrentar cualquier situación novedosa en nuestra vida. Un situación nueva exige un proceso de adaptación y hay que ver qué tan preparados estamos para eso. Cuánta paciencia, confianza y tolerancia a la frustración tenemos”, dijo María Soledad.

El problema es cuando el miedo se vuelve tan grande que nos inmoviliza. “Allí cobran suma importancia nuestras motivaciones. Mi motivación tiene que ser más grande que mi miedo. Los miedos que uno enfrenta a la hora de emprender son muchísimos. Por ello es importante que cuando uno se lanza a emprender tenga un buen sustento emocional y espiritual.”, dijo Federico.

 

¿Qué estás dispuesto a hacer en cada uno de los aspectos de tu vida para llegar donde querés?

Hay que validar lo que queremos con paciencia. “A veces nos planteamos cosas grandilocuentes y cuando no podemos llevarlo adelante, desistimos. Hay que ir planeando objetivos realizables y medibles,” comentó Maria Soledad.

Por su parte Federico dijo que la validación es un paso fundamental. “La validación puede ser de un proyecto o de nuestra vida. La validación de un proyecto tiene que ver con la primera venta. En esta venta se ve cuan viable es este proyecto. Después hay que buscar la escala de acuerdo a lo que la persona quiere generar para su sustento”.

 


 

No hay que comparase

María Soledad comentó que es importante no compararnos con los demás. “Hay que descubrirse a uno mismo, cuáles son mis talentos y habilidades y sentirnos satisfechos con lo que uno quiere y le gusta. Es importante que se hagan las cosas con convicción , con amor y alegría”.

Federico recomendó llevar nuestros miedos a la luz de la oración. “Siempre hay una cruz y hay que llevarla con mucho optimismo. Cuando uno quiere algo hay que dejar todo de uno”, finalizó.

Te invitamos a escuchar la entrevista completa haciendo click en la barra de audio debajo del título.