jueves, 22 de febrero de 2018

Las pantallas, ¿tienen impacto sobre la salud de nuestros hijos?

jueves, 22 de febrero de 2018
image_pdfimage_print

Stock-Kids-on-Cell-Phone

22/02/2018- La miopía es una anomalía del ojo que produce una visión borrosa o poco clara de los objetos lejanos, causada por las nuevas exigencias que las pantallas generan a los ojos de los niños. Un reciente estudio elaborado por el Colegio de Ópticos de Buenos Aires informó que uno de cada tres adolescentes argentinos tendrá miopía en el año 2020 por el mal uso del teléfono celular. Esta información médica reaviva el debate sobre a qué edad de los niños deberíamos permitir que usaran un celular y por cuánto tiempo.

El pasado miércoles, en diálogo con Radio María, la doctora María Francisca Vargas, médica oftalmóloga del Instituto Servicio de Oftalmología de Córdoba y del Policlínico Policial de esta ciudad, habló sobre la importancia de que tanto padres como profesionales de la salud se involucren en la educación para el uso responsable de las tecnologías en los niños. Los primero ocho años de vida, explicó la doctora, son fundamentales en el desarrollo de la vista de las personas, por lo cual es fundamental que se respeten los tiempos adecuados de exposición a pantallas, de acuerdo a la edad de cada niño. “No hay que ser exagerados y negarles la tecnología, porque es el hoy y el futuro. Pero hay que buscar calidad de vida donde todo se de en su justa medida, por las visitas regulares con un oftalmo-pediatra son fundamentales para que se vaya guiando en los usos adecuados para cada edad”, agregó.

A la conversación se sumó el doctor Enrique Orchansky, de amplia experiencia como pediatra, que respaldó lo indicado por la doctora Vargas, sosteniendo que dejarle una tablet o un celular a un niño de dos años no sólo va a afectar su visión sino su conectividad con su realidad. “A esta edad, el niño está en pleno aprendizaje y va a pensar que el mundo es eso que pasa a través de la pantalla”, indicó el médico. A la vez, aseguró que es fundamental que los adultos revean su propia actitud frente al uso de los celulares, ya que la fuente fundamental de la que los niños se nutren en su conducta es el ejemplo que observan. “Podemos establecer normas, horarios, prohibiciones y permisos, pero ellos están viendo que, aparentemente, el mundo de adentro de la pantalla es mucho más importante que el afuera”, dijo Orchansky.

Invitamos a escuchar el contenido del diálogo completo para profundizar sobre el tema y reflexionar sobre el gran impacto que el uso de teléfonos, tablets y pantallas tienen sobre la salud y el desarrollo social de los niños.