miércoles, 11 de abril de 2018

Acompañar a los novios para que vivan el sacramento como un hecho de gracia

miércoles, 11 de abril de 2018
image_pdfimage_print

12440808_354255041365459_5352195027691594772_o

11/04/2018 – “La iglesia insertada en este mundo ha favorecido por momentos y no ha insistido tanto en la tarea pastoral que el sacramento se lo viva más que como un acontecimiento social, como un hecho religioso y de gracia”, comienza reflexionando en torno a la Exhortación Amoris Laetitia, el Padre Javier Soteras, director de Radio María Argentina.

Y de hecho los novios llegan a casarse muchas veces a nuestros templos, a nuestras iglesias, habiendo hecho lo que se requiere para la celebración del mismo sacramento, a la preparación previa en el cursillo que se da, pero sin un bagaje de conciencia suficientemente clara para administrar el sacramento”.

El Padre Javier, además, explicó que existe una “sacramentalidad matrimonial”. Esto implica, según comentó, que la gracia del sacramento no se recibe de una vez para siempre sino que la dinámica sacramental continúa. “La renovación sacramental se da en la capacidad que él y ella tienen de recibir del otro lo que el otro en Dios es capaz de dar. Ahí se da la complementariedad como hecho de gracia donde los esposos se comunican gracia, como presencia de Cristo en el otro”.  “La cotidaneidad de la vivencia de ser matrimonio es un hecho sacramental”. 

 

“No es un lugar para probar”

El sacramento del matrimonio dice el Padre Javier “es un lugar para construir, un lugar decidido, es un lugar de uno para uno, para todo el camino, al menos como la palabra de Dios, la revelación lo muestra y la iglesia lo interpreta en su magisterio”.

“Yo no sé si me va a ir bien”

Continuó diciendo que se entiende que “prueben en otro ámbito, en un ámbito no sacramental. Se puede entender porque la cultura influye, que así se viva”, pero, agregó indicando que “yo por eso, a veces desaliento a algunos novios a que se casen por iglesia, porque uno se da cuenta que están probando, porque ellos mismos dicen – Y no sé si me va a ir bien -“. “Entonces no te casés por iglesia, porque acá casarse es uno con otro, una sola carne para todo el camino, eso es propio del sacramento, es propio de esta gracia que trae Jesús, es original de Jesús”, indica el Padre Javier.

“Uno con otro, para ser una sola carne, para todo el camino”.

Convivir antes de casarse

“Hoy se da mucho que los chicos antes de casarse, conviven, y esto hay que acompañarlo pastoralmente, ni justificar, ni condenar, acompañar”, aclaró. Además recordó al Papa Francisco cuando dice que “a la vida se la recibe como viene” y “hay que acompañar.

 

WhatsApp Image 2018-04-10 at 10.31.56