domingo, 16 de octubre de 2016

¡Gracias, Señor, por mamá!

domingo, 16 de octubre de 2016
image_pdfimage_print

Hoy, Señor, no vengo a pedirte por mí ni por los míos.

Vengo con el corazón repleto de agradecimiento.

Te doy gracias, Señor, por mi mamá, por su ternura

y su cariño, por su fortaleza y su capacidad de renuncia.

Nadie me conoce como ella; de hecho, ella

misma fue formando mi corazón.

Te doy gracias porque en todas ellas hay un poco

de Vos escondido. De hecho, Vos sos Padre y Madre.

Gracias, Señor, porque sabiendo lo que significa una

madre, nos dejaste a la tuya.

Te doy gracias por mamá, porque fue refugio

en mi gestación; porque su amor y protección

me mantuvieron con vida cuando todavía

era incapaz de valerme por mí mismo.

Te doy gracias por ella, porque mientras

soy joven ella sigue estando junto a mí por más

que tantas veces yo no sepa valorarla y

hasta rechace sus consejos.

Gracias por su amor de madre; por ser capaz

de renunciar a todo por mí, por haberme

prestado de su cuerpo y de su alma.

Te doy gracias Señor por ser hijo, por recibir

la gratuidad del amor de mis padres, o de aquellos

que cumplieron su rol.

Tu amor siempre se manifiesta en ese alguien

que hizo de madre o padre con nosotros.

Hoy me doy cuenta que nunca voy a poder

retribuir tanto amor.

Te pido que bendigas a mi mamá,

que le devuelvas en el 101% tanta vida,

tiempo, dinero y corazón entregado por mí.

También te pido que me des la gracia

de ser un buen padre o madre.

 

Milagros Rodón