miércoles, 8 de agosto de 2018

“Queremos ver a Jesús”, es lo que hoy está en el corazón de la humanidad, dice el Padre Javier Soteras

miércoles, 8 de agosto de 2018
image_pdfimage_print

08/08/2018 – “Hacer todo para que las personas puedan encontrarse con Jesús”.  “Cuando hay presencia de amor en el hacer presente a Jesús, estamos en el corazón del evangelio, y teniendo en el alma el corazón del evangelio, que es la misericordia, el resto del proceso se ordena”, reflexionó el Padre Javier Soteras, Director de Radio María Argentina, en torno de la Exhortación Evangelii Gaudium, del Papa Francisco.

Si pretendemos poner todo en clave misionera, esto también vale para el modo de comunicar el mensaje. conviene ser realistas y no dar por supuesto que nuestros interlocutores conocen el trasfondo completo de lo que decimos. (Evangelii Gaudium 34)

El Padre Javier, señaló que “Acá lo que el Papa está queriendo expresar, es que estamos en un mundo que no está evangelizado”. Y agregó que “Puede que esté sacramentalizado en algunos lugares, poco catequizado y casi nada evangelizado. Y nosotros tenemos un pueblo todavía sacramentalmente vinculado a la iglesia en algunos aspectos”.

“Cuando el Papa habla de la reforma de la iglesia la piensa en clave misionera. Porque el problema de la reforma es que la iglesia transparente más a Jesús, y esto se hace a través de la misión”, indicó el Padre Javier.

¿Qué es la catequesis?

“Es la enseñanza sistemática de la verdad de Jesucristo y las consecuencias que se deriven del encuentro con Jesús en los ámbitos distintos de la vida”, expresó el Padre Javier. “Pero no puede haber una formación catequística si no hay antes un encuentro con Jesús”, amplió.

Recordó que “Por eso el Papa dice, no demos por supuesto que la gente ya conoce a Jesús, no catequicemos sin haber evangelizado. Tenemos que revertir el proceso, tenemos que evangelizar más, luego catequizar y después ver cómo reestructuramos la vida sacramental de la iglesia”. “Tenemos que revertir de alguna manera los procesos de priorización en el servicio de la tarea de dar a conocer y hacer presente a Jesús en el corazón de la humanidad”, expresó el Padre Javier.

Cuando descubrió que era un espacio para ser querido, dijo sí

El invitado fue el Padre Damián Vidano, quien forma parte de la Pastoral Carcelaria en la Diócesis de San Nicolás de los Arroyos, y el cual contó su experiencia de poner en práctica lo que Francisco deja plasmado en esta exhortación, diciendo que “La verdad que Francisco con la Evangelii Gaudium nos complicó hermosamente la vida, porque el contenido que tiene es de una profundidad y de un compromiso hermosísimo”. “En medio de la cárcel, cuesta poner alegría y ser buena noticia en medio de una realidad tan difícil”, dijo. “Pero este espíritu de Francisco nos ha dado mucha creatividad para misionar”. Contó la experiencia de un chico de la calle que sólo accedió a compartir un espacio en el refugio, cuando comprendió que en este lugar iba a ser querido.

El Padre Javier finalmente invitó a no achicar el horizonte del evangelio. A no reducir el mensaje del evangelio a una ética de mínima que lo único que hace es empobrecer el mensaje del evangelio. El anuncio del evangelio tiene que ser entusiasta, acertó.

“Lo que atrae es la caridad, es el amor, la ofrenda de la vida, la ofrenda de Jesús en nosotros y nosotros ofrendados a la llamada que Dios nos hace, eso es lo que atrae, lo demás es acompañar esa presencia de amor de Dios que atraviesa el alma de las personas”, concluyó.