Inventos

Inventar la mirada profunda que rompe el prejuicio.

 

Inventar el silencio como espacio necesario
donde surge la palabra, que genera encuentro.

Inventar la alegría sincera y compartida.

 

Inventar el corazón sin miedo a sentir,
a vivir y a comprometerse.

 

Inventar las manos que en lugar de señalar y golpear
se unen para curar y sanar.

 

Inventar el trabajo y el esfuerzo.

 

Inventar los pies que construyen nuevos caminos.

 

Inventar los espacios de encuentro, de abrazos sinceros,
de escuchas necesarias, de perdones generosos.

 

Inventar las miradas, las alegrías.
Que eso es la vida… que de nada sirve vivir
si no hacemos más humano nuestro existir.

Si no logramos inventarnos,
superar las adversidades y construirnos,
que eso es la vida volverse a parir
y elegir compartir.

 

Anónimo

 

Oleada Joven