Corazón de catequista

viernes, 30 de noviembre de
image_pdfimage_print

Oh dulce Jesús, Maestro de Vida Eterna,

que me has llamado a proclamar con mi vida

los misterios de tu vida,

dame la gracia de responder 

a esta vocación con dedicación

y plena conciencia de que

soy portavoz de tus palabras y obras

que hacen arder el corazón.

 

Sagrado Corazón de Jesús, corazón de catequista,

en Vos confío.

Amén.

 

 

Alfredo Vitale

 

Alfredo Vitale