Con vos nada temo

martes, 4 de diciembre de
image_pdfimage_print

Oh, mi Señor y mi Salvador,

en tus brazos me siento seguro.

Estando con Vos, nada temo;

pero si me abandonas, ya nada puedo esperar.

 

No sé que es lo que me va a pasar

desde ahora hasta el momento de mi muerte,

no sé nada de mi futuro, pero confío en Vos…

Descanso totalmente en Vos

porque conocés lo que es bueno para mí, y yo no lo sé. 

 

 

Beato John Henry Newman

 

Oleada Joven