Carlo Acutis y su devoción a la Virgen de Fátima

lunes, 13 de mayo de
image_pdfimage_print

En el día en que celebramos a la Virgen de Fátima  recordamos un testimonio de la devoción mariana del joven Carlo Acutis. Algunos testimonios afirman que Carlo tenía gran devoción por la Virgen María, a quien consideraba su confidente. Su tierna devoción a la Virgen se refleja en el Rosario diario y, sintiéndola como Madre amorosa, le dedica sus renuncias como sacrificios.

“Es un apasionado de las historias de apariciones de la Virgen de Lourdes y Fátima. Visitó estos lugares con sus padres y compartió con sus amigos vídeos de estas visitas. Al rezar el Rosario incluye la oración que la Virgen enseñó a los pastorcitos el 13 de Julio de 1917: ¡Oh, Jesús mío, perdona nuestros pecados, líbranos del fuego del infierno, lleva al cielo a todas las almas, especialmente a las más necesitadas de Tu misericordia. Amén.” (Francesco Occhetta)

El venerable, siervo de Dios Carlo Acutis en el santuario de Nuestra Señora de Fátima (Portugal)

 

Carlo junto al monumento que recuerda la aparición del Ángel a los pastorcitos en el año 1916. Las apariciones del ángel a los pastorcitos le encendió su devoción al ángel de la guarda, invocado por Carlo con frecuencia.