martes, 6 de diciembre de 2016

San Nicolás de Bari

martes, 6 de diciembre de 2016
image_pdfimage_print

San Nicolas de Bari oracion para viajes y emigrantes

06/12/2016 –  “Sería un pecado no repartir mucho, siendo que Dios nos da tanto”, solía decir San Nicolás, patrono de los niños, los marineros, los viajeros y de Rusia, Grecia y Turquía. Un aceite milagroso brota de sus restos, que ha servido para la curación de los enfermos. Su fiesta se celebra cada 6 de diciembre.

Nació en Patara, en la región de Licia (actualmente dentro del territorio de Turquía) en una familia adinerada y desde niño se destacó por su carácter piadoso y generoso. Sus padres, fervorosos cristianos, lo educaron en la fe. Después de la muerte de sus padres, Nicolás heredó una gran fortuna que puso al servicio de los necesitados, según la hagiografía escrita por San Metodio, arzobispo de Constantinopla. Su padre era zapatero.

Se fue a vivir a Myra (Anatolia, actualmente Turquía), donde sería consagrado obispo de una forma muy curiosa. Dice la leyenda que varios sacerdotes y obispos se encontraban discutiendo sobre quién sería el futuro obispo, pues el anterior había fallecido. Al no ponerse de acuerdo, se decidió que fuera el próximo sacerdote que entrase en el templo, que casualmente fue Nicolás de Bari.

Por un decreto del emperador Licinio contra los cristianos fue encarcelado y su barba quemada, siendo liberado por el emperador Constantino.

Participó en el Concilio de Nicea, condenando las doctrinas de Arrio, quien se negaba a admitir el dogma de la divinidad de Cristo. Para combatir los errores, utilizaba una dulzura exquisita, logrando grandes y sinceras conversiones, a pesar de su discreto talento especulativo y orador que tanto gusta a los orientales. Sin embargo, cuando se trataba de proteger a los más débiles de los poderosos, San Nicolás, a pesar de su avanzada edad, actuaba con gran arrojo y vigor.

San Nicolás de Bari murió el 6 de diciembre del año 343 en Myra, pero sus restos descansan en la ciudad portuaria italiana de Bari, pues allí fueron a dar después de que fueran sacados de Turquía tras la conquista musulmana. Tras su muerte se convirtió en el primer santo, no mártir, en gozar de una especial devoción en Oriente y Occidente. Multitud de relatos milagrosos aparecieron sobre él, desfigurando, a veces, su eminente carácter práctico y sencillo.

Se narra también que tres niños fueron asesinados y arrojados en un barril de sal. Sin embargo, por la oración de San Nicolás los infantes volvieron a la vida. Por ello es patrono de los niños y se le suele representar con tres pequeños a su costado.

¿Quién es Santa Claus o Papa Noel?

La devoción de los inmigrantes holandeses por San Nicolás era tan profunda y al mismo tiempo tan pintoresca y llamativa que, en 1809, el escritor norteamericano Washington Irving (1783-1859) trazó un cuadro muy vivo y satírico de ellas (y de otras costumbres holandesas) en un libro titulado Knickerbocker’s History of New York (La historia de Nueva York según Knickerbocker). En el libro de Irving, San Nicolás era despojado de sus atributos obispales y convertido en un hombre mayor, grueso, generoso y sonriente, vestido con sombrero de alas, calzón y pipa holandesa. Tras llegar a Nueva York a bordo de un barco holandés, se dedicaba a arrojar regalos por las chimeneas, que sobrevolaba gracias a un caballo volador que arrastraba un trineo prodigioso. El hecho de que Washington Irving denominase a este personaje “guardián de Nueva York” hizo que su popularidad se desbordase y contagiase a los norteamericanos de origen inglés, que comenzaron también a celebrar su fiesta cada 6 de diciembre, y que convirtieron el “Sinterklaas” o “Sinter Klaas” holandés en el “Santa Claus” norteamericano.

Para la Navidad de 1930 la empresa de bebidas Coca Cola lanzó una campaña publicitaria en la cual utilizaron como cartel anunciador una imagen de Santa Claus escuchando peticiones de niños en un centro comercial.

Con el paso del tiempo la figura de Papa Noel fue tomando mayor importancia y relevancia en los festejos navideños, logrando en algunos casos desplazar el verdadero sentido de ésta fiesta: celebrar el nacimiento de Jesús, el misterio de Dios hecho hombre.

Es por esto que en algunos lugares, como por ejemplo desde la  Parroquia Sagrado Corazón de Jesús, de Lima Perú, realizaron un cortometraje que busca evangelizar respecto al verdadero sentido de la Navidad. Su objetivo es devolverle a Jesús lo que por derecho le corresponde: la celebración de su nacimiento.

El cortometraje está dividido en 5 capítulos, el primero de ellos ha sido compartido a través de las redes sociales de la Parroquia.
Sinopsis

Papa Noel recibe una carta de hace mucho tiempo que lo confronta consigo mismo, al darse cuenta que no sabe quién es, ni de dónde viene, decide ir en búsqueda de la verdad. En su camino irá cambiando y descubriendo su verdadera identidad, y aprendiendo que la Navidad es del Niño Jesús.

Te invitamos a disfrutar del primer video: