Jueves, 29 de junio de 2017

¿Cómo dejar de vivir con la “mente como un parabrisa”?

Jueves, 29 de junio de 2017
image_pdfimage_print

relajar

29/06/2017 – La mayoría de las personas sabe que hacer lo que a uno le gusta, hace bien. Pero muchas veces es difícil encontrar el tiempo para realizar cualquier actividad por pura vocación que cause placer y, lo más importante, descubrir ese “hobby”que  permite detenerse un instante y disfrutar del momento.

María Marta Bianco, licenciada en psicología y coordinadora de Puente Clown, en diálogo con Radio María Argentina, sostuvo que se está descubriendo científicamente que el placer de hacer cosas nuevas que generen satisfacción, modifica la química cerebral y gracias a ello, se curan las enfermedades: “cuando uno aprende algo nuevo, nuestro cerebro genera nuevas conexiones y eso significa que no envejece, lo que provoca una serie de hormonas naturales que modifican cuestiones de enfermedad”. Asimismo la licenciada afirmó que cada vez está mas comprobado que no es el estrés que afecta la vida cotidiana de las personas sino cómo reacciona cada uno frente a éste. “El primer paso es empezar a escucharnos, analizar por qué reacciono tan desmedidamente frente a las situaciones de la vida” expresó María Marta y agregó que luego es necesario examinar si tenemos un espacio donde estoy completamente presente o por el contrario, vivo con la “mente como un parabrisa”, en el pasado y futuro todo el tiempo.

¿Cómo se logra parar el “parabrisa”? Bianco señaló que hay técnicas y una de ellas es la respiración. Para ello, la persona todos los días debe realizar algunos cortes y hacer tres respiraciones hondas. Además, para Marta es importante que la persona se tome un momento, una pausa para calmar la mente: “hay que tener un lugarcito en la casa donde me conecto, pongo una música linda que me ayude a relajar” y agregó: “en el medio de todo lo que hago, debo preguntarme que cosas me conectarían conmigo mismo”. 

“Cuando uno está cien por ciento presente en un lugar, el Dios de la vida te manda señales y si uno tiene la cabeza en otro lugar no las capta” manifestó la licenciada y agregó: “si uno se quiere animar a buscar un hobby, una actividad que de gusto, la persona debe detenerse, escucharse, respirarse, estar presente en el aquí y ahora algún rato del día”.